Desde el comportamiento extraño de los animales hasta un olor extraño en lagos. Estos son 5 datos sorprendentes que seguro no conoces sobre los terremotos. (AP)
Desde el comportamiento extraño de los animales hasta un olor extraño en lagos. Estos son 5 datos sorprendentes que seguro no conoces sobre los terremotos. (AP)

El potente sismo de magnitud 7,5 que sacudió la madrugada de este domingo la región de Loreto, también se sintió en la capital peruana y en otros países vecinos, generando alarma en toda la región.

El sismo ocurrió a las 02.41 hora local (07.41 GMT) y su epicentro se localizó en un área poco poblada de la Amazonía peruana, a unos 70 kilómetros al sureste de la localidad de Lagunas, en la región de Loreto, en el corazón de la selva tropical.

Hernando Tavera, presidente del Instituto Geofísico del Perú, señaló al medio RPP Noticias que no se puede llamar terremoto a un evento que no ha generado daños o pérdidas de vida. 

"Por lo general nosotros asociamos este término cuando el sacudimiento de la tierra genera daños o pérdidas de vida, pero cuando solo sacude y genera alarma se dice solo temblor", explicó.

Esta aclaración nace a partir de que muchos usuarios en las redes sociales indicaron que el movimiento telúrico era un terremoto por la intensidad que el IGP marcó y por su duración.

A propósito de este fuerte movimiento telúrico, estos son cinco datos desconocidos sobre los terremotos

1.- El día puede ser más corto

En el año 2009, el fuerte terremoto de 8,9 en Japón provocó que el día del planeta durara 1,8 microsegundos menos de lo habitual, según reportó la NASA. 

Esto debido a que la energía liberada por el fuerte terremoto alteró la distribución de la masa de la Tierra, y esto generó una leve aceleración en su velocidad de rotación. 

Pero Japón no es el único antecedente conocido sobre aceleración o retraso del día. El terremoto de magnitud 8,8 en Chile en el 2010 provocó que la duración del día se acorte en cerca de 1,26 microsegundos y que el eje de la Tierra cambiara en unos 8 centímetros. 

Otro hecho conocido fue el terremoto de magnitud 9,1 en Sumatra el 2004. Expertos aseguran que el potente sismo podría haber acortado la duración del día en 6,8 microsegundos y cambió el eje de la Tierra en 7 centímetros.

El día puede ser más corto. (AFP)
El día puede ser más corto. (AFP)

2. Mal olor

Lagunas, canales, lagos o cualquier otra forma de agua estancada expulsan un olor desagradable y aumenta su temperatura, indican algunos expertos consultados por el medio británico BBC.

Esto, explica el medio, debido a los gases subterráneos que se liberan a medida que se desplazan las placas tectónicas.

El mal olor también puede ser provocado por las partículas de polvo que se provocan por la erupción de las aguas estancadas al pasar de caliente a frío. 

Lagunas, canales, lagos o cualquier otra forma de agua estancada expulsan un olor desagradable. (AFP)
Lagunas, canales, lagos o cualquier otra forma de agua estancada expulsan un olor desagradable. (AFP)

3. Los animales cambian su comportamiento

Este dato es conocido por algunos, pero su respaldo científico no. Investigadores del Departamento de Ciencias de la Universidad Abierta, en Reino Unido respaldan esta teoría explicando que en un experimento realizado durante un terremoto en Italia en el 2009 se observó que un gran número de sapos desaparecieron de su habitat natural antes del fuerte sismo.

Al parecer, estos anfibios son capaces de detectar los cambios en la composición química del ambiente provocado por el estrés que sufren las rocas.

Esta teoría no solo es avalada por los investigadores de la Universidad Abierta de Reino Unido, sino también por varias personas. En Indonesia, cuando el país sufrió un terremoto y tsunami en el 2004, algunos testigos aseguran haber visto a animales y aves dirigiéndose hacia zonas elevadas.

Los animales cambian su comportamiento. (AFP)
Los animales cambian su comportamiento. (AFP)

4. Los seiches

Es quizás una de las formas más rápidas de identificar un movimiento telúrico fuerte. Los seiches son ondas estacionarias internas que se forman en el agua de piscinas y lagunas.

El agua puede continuar moviéndose incluso durante horas después del sismo.

5. Destellos de luz en un terremoto

Este fenómeno llamó mucho la atención durante el terremoto en la ciudad de Pisco en el 2007. Se llaman “luces de terremoto” e investigadores de la Universidad Rutgers, en Estados Unidos, la han estudiado.

Según ellos indican, estos destellos lumínicos se producen debido a que los deslizamientos del suelo generan una carga eléctrica.