Toyota presenta su nueva escoba eléctrica. (Foto: EFE)
Toyota presenta su nueva escoba eléctrica. (Foto: EFE)
Redacción EC

La marca presentó en el pasado Tokyo Motor Show 2019 una serie de y autónomos cargados de innovación. Sin embargo, entre todos sus modelos mostrados, hubo uno que llamó mucho la atención. Se trata de E-Broom, una escoba eléctrica que recuerda a la Nimbus 2001 de Harry Potter.

Si bien este aparato no puede volar, como sí ocurre con las escobas en la franquicia del popular mago, sí sirve para patinar. De hecho, E-Bromm debe usarse con los patines tradicionales de cuatro ruedas. Así, colocándola entre las piernas, actúa como un motor que impulsa al patinador como si estuviese montado en una moto, tal y como se observa en el siguiente video.

Este novedoso diseño cuenta con una autonomía de 20 kilómetros y, además, puede alcanzar los 30 km/h. Asimismo, posee un botón en la parte superior que administra la dirección y la velocidad. Según sus creadores “integra a la gente y las máquinas permitiendo a los usuarios reafirmar la diversión de la movilidad”.

E-Bromm viene en dos versiones: un modelo grande, de tres metros de longitud, 15 kilos y un motor eléctrico de 0,5 CV; y otro más pequeño y ligero, con 0,8 metros, 5 kilos y una potencia de 0,25 CV.

Esta escoba eléctrica caerá muy bien a los fanáticos de ‘quidditch’, un deporte original de la saga de J. K. Rowling que también se practica en el mundo real – solo que sin escobas voladoras- y que cada vez adquiere más popularidad.

Síguenos en Twitter...