Complejo arqueológico de Chan Chan. (Foto: Google)
Complejo arqueológico de Chan Chan. (Foto: Google)
Christian Mestanza Arquiñigo

Hace casi 1.200 años, en el actual territorio de Trujillo, se erigió una colosal ciudad de adobe que, en su época de esplendor –en el año1.400-, llegó a ser la ciudad de barro más grande del mundo, y hoy ocupa el segundo lugar.

fue la capital del reino Chimú, civilización que se extendió a lo largo de casi 1.000 kilómetros en las costas de Perú y Ecuador. La ciudad, constituida de 9 ciudadelas amuralladas, fue fruto de una extraordinaria planificación urbana. Sin embargo, en la actualidad sus estructuras se encuentran amenazadas por las lluvias torrenciales y tormentas que se han incrementado a causa del fenómeno de El Niño y el cambio climático.

Trabajadores del complejo de Chan Chan. (Foto: Google)
Trabajadores del complejo de Chan Chan. (Foto: Google)

Ante esta situación, los responsables del patrimonio histórico afrontan hoy varios retos para preservar el legado que la cultura Chimú heredó no solo a los peruanos, sino también al resto del mundo, y así evitar que acabe desapareciendo.

Y a este esfuerzo por preservar la historia se ha sumado , plataforma de que presenta una recopilación de imágenes en alta resolución de obras de arte expuestas en varios museos del mundo, así como un recorrido virtual por las galerías en las que se encuentran. Así, en colaboración con la organización sin fines de lucro CyArk y el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS, por sus siglas en inglés), visitaron el sitio arqueológico de Chan Chan para registrarlo en imágenes y exponerlo en la colección “Patrimonio en peligro”, una exhibición en línea, basada en la plataforma de Google Arts and Culture, con contenido interactivo e historias en torno a la ciudadela que arrojan luz sobre los diversos impactos del cambio climático en sus monumentos.

“Trabajamos con arqueólogos y colaboradores del complejo para ayudarlos a recolectar datos utilizando fotogrametría, escaneo 3D, imágenes en 360 grados, entrevistas y grabaciones”, comenta a El Comercio, Kacey Hadick, director de Desarrollo de Proyectos en CyArk .

“Además tuvimos capacitaciones para evaluar los riesgos del sitio arqueológico y ayudamos a desarrollar un plan para la conservación del mismo”, agregó.

De esta manera, con “Patrimonio en peligro”, cualquier persona podrá acceder desde una computadora o dispositivo móvil a la información recabada, y así entender la verdadera dimensión de los daños sufridos por las lluvias en la zona de Chan Chan, pero también las labores de recuperación que se llevan a cabo.

Esto es posible gracias a entrevistas con profesionales locales, modelos 3D y recorridos virtuales de Street View; herramientas que permiten comprender el inmenso valor que ofrece la tecnología para ayudar a preservar digitalmente estos lugares.

Reconstrucción en 3D de Chan Chan

“Google Culture and Art permite que estos patrimonios históricos tengan un medio de difusión libre para que puedan llegar a más persona sin importar la distancia”, comenta a este Diario Chance Coughenour, gerente de Programa en Google Arts & Culture.

Vista aérea del sitio histórico. (Foto: Google)
Vista aérea del sitio histórico. (Foto: Google)

Otros hitos patrimoniales

Además de Chan Chan, también se documentaron otros hitos patrimoniales, únicos en todo el mundo: Rapa Nui (Isla de Pascua), Kilwa Kisiwani (Tanzania), Edimburgo (Escocia) y Bagerhat (Bangladesh), que tienen una amenaza en común: el cambio climático, que no solo pone en peligro a estos sitios, sino también a su población.

En total, la colección “Patrimonio en peligro” cuenta con más de 50 exposiciones curadas en línea, 25 modelos 3D detallados, 6 recorridos de 360 grados en Street View, así como 2 modelos de realidad aumentada que podrán ser vistos a través de la función “Pocket Gallery” de la plataforma Google Arts and Culture, que también está disponible tanto para sistemas iOS y Android.

Además, para ayudar al trabajo de los restauradores, investigadores, educadores y toda la comunidad que trabaja para preservar el patrimonio, se ha dado libre acceso a los datos recopilados los que pueden ser descargados con la ayuda de Google Cloud Platform y usarlos en beneficio de estos monumentos.

Síguenos en Twitter...