Después de 450 vuelos de prueba, Airbus recopiló la información necesaria para comenzar a evaluar su sistema autónomo de despegue y aterrizaje ATTOL, que estuvo bajo prueba desde 2018. (Difusión)
Después de 450 vuelos de prueba, Airbus recopiló la información necesaria para comenzar a evaluar su sistema autónomo de despegue y aterrizaje ATTOL, que estuvo bajo prueba desde 2018. (Difusión)
Redacción EC

Las funciones de manejo automático en la  están disponibles cuando la aeronave alcanza la altitud de crucero, a unos 10.000 metros de altura, mientras que las maniobras de despegue y aterrizaje están bajo control de los pilotos en todo momento. Eso pronto podría cambiar en un futuro con la próxima generación de aviones de Airbus con capacidad para realizar todas estas operaciones sin control humano.

Así fue el despegue autónomo del Airbus

Estas funciones autónomas fueron realizadas sin control de los pilotos en el proyecto Autonomous Taxi, Take-Off and Landing (ATTOL) que la firma aeroespacial europea puso a prueba durante dos años en . Gran parte de estos despegues y aterrizajes, unos 450, fueron utilizados para recopilar la información necesaria para desarrollar los algoritmos necesarios para el control automatizado de este tipo de maniobras, en base a una serie de cámaras externas.

Después de realizar diversas pruebas, Airbus completó el primer despegue y aterrizaje autónomo en enero pasado en el aeropuerto Toulouse-Blagnac .

Una vista del momento de despegue autónomo de la aeronave de prueba de Airbus en enero desde el aeropuerto Toulouse-Blagnac, Francia. (Difusión)
Una vista del momento de despegue autónomo de la aeronave de prueba de Airbus en enero desde el aeropuerto Toulouse-Blagnac, Francia. (Difusión)

De esta forma, Airbus logró recolectar la información suficiente para que el proyecto ATTOL pueda realizar cinco despegues y aterrizajes con un sistema de . Las pruebas se realizaron con los modelos más modernos de la compañía, el A350-1000 XWB, y tuvieron su primer despegue y aterrizaje autónomo exitoso el pasado diciembre.

Después de estas pruebas, Airbus también logró que los sistemas lograran trasladar a los aviones durante la pista, pero en estas pruebas esta tarea estuvo a cargo de los pilotos. La compañía ahora analiza el potencial de estas tecnologías para potenciar y mejorar las operaciones de la próxima generación de aeronaves.

Con información de La Nación de Argentina (GDA).

Síguenos en Twitter...