Ángel López, cantautor, productor puertorriqueño y actual jurado de "Yo soy". (Foto: Latina Televisión / Difusión)
Ángel López, cantautor, productor puertorriqueño y actual jurado de "Yo soy". (Foto: Latina Televisión / Difusión)
Sonia del Águila

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Es responsable de éxitos memorables, como “A puro dolor”, tema que ocupa el segundo lugar en la lista de elaborada por Billboard. Cantó con Big Boy la popular canción “Mis ojos lloran por ti” y ‘Más de mí’ con Tony Succar. Lleva casi tres décadas haciendo música sin parar, sin embargo de se sabe muy poco. El exintegrante de la orquesta Son by four y actual jurado de “” plantea una teoría sobre su limitada expansión y popularidad, completamente opuesta a su nutrida y relevante producción musical: en el negocio de la música, la imagen es el 90% y el talento, el 10%.

LEE TAMBIÉN: El sonido de la pandemia: ¿Qué canciones escucharon los peruanos en el primer año del estado de emergencia?

“Cuando entré a Son by four realmente ya tenía una carrera establecida, de una manera local, no internacional. Después de eso mucha gente piensa que lo único que hice fue “A puro dolor”, obviamente cuando uno va a YouTube descubre que tengo muchos más éxitos. ‘Hasta cuándo’, que es un tema muy importante en mi vida que lo compuse yo y lo canté con Baby Ranks, también está el tema con Joey Montana “No lo vuelvo a hacer más”. Gracias a Dios me he mantenido trabajando y relevante, aunque escaso por falta de recursos y apoyo. Soy independiente, no tengo casa disquera ni representantes que me den ese movimiento, ese impulso que necesitan los cantantes de hoy en día”, destaca el cantautor y productor puertorriqueño.

¿Por qué no tocas puertas de compañías discográficas o buscas un representante?

Una vez tuve una casa disquera y un ejecutivo me dijo algo que nunca voy a olvidar: “No sé qué hacer contigo porque tienes un talento impresionante, pero eres feo y estás gordo”. Fue hace como 28 años atrás, cuando empezaba mi carrera. Fue una persona ignorante a la realidad del potencial que tenía. Imagino que después de ver lo que pasó con “A puro dolor” se dio de cabezazos contra la pared.

Ángel López alcanzó gran popularidad con el tema "A puro dolor". (Foto:  Instagram / @angelopezmusica)
Ángel López alcanzó gran popularidad con el tema "A puro dolor". (Foto: Instagram / @angelopezmusica)

¿Y ese discriminador comentario de alguna manera limitó tu carrera?

Al contrario, me hizo más fuerte. Ahora mismo, en concursos como “Yo soy” hay que tener cuidado con los comentarios dañinos, que te quitan el ánimo, te deterioran. Toda persona que quiere iniciar una carrera artística tiene que entender que primero hay que prepararse. A los participantes que les falta un poco más por desarrollar, pero tienen potencial, les digo: “Creo que viniste prematuro”. Cuando das una devolución negativa, puedes hasta terminar con su carrera.

Durante una de las galas de “Yo soy”, comentaste que siendo joven audicionaste para Menudo. ¿Cómo fue esa experiencia?

Como muchos otros jóvenes, era fanático de Menudo, y audicioné; pero hay un estereotipo que ha sido mi condena perpetua: no ser el ‘bonitillo’, ni el galán de novela. Esa fue la primera vez que entendí que en este negocio la imagen es el 90% y el talento, el 10%. A un artista que tiene buena apariencia es más fácil mercadear que a un artista que tiene talento, pero no tiene look. Yo tuve que bregar con eso. Sin embargo, siempre mantengo una imagen limpia, trato de vestirme lo más presentable posible como para que nunca sea una parte negativa en mi carrera. Sé que tengo limitaciones, pero también sé que tengo un gran corazón y talento.

-¿Cómo explicas que artistas que están muy lejos de ser símbolos de belleza, como el salsero Marc Anthony o el reggaetonero Farruko, tienen éxito?

Me rectifico, funcionan si tienen un equipo de trabajo que les da respaldo y una maquinaria impresionante. Cuando uno está solo y no tiene el estereotipo todo se le cae encima. Hasta el día de hoy mucha gente piensa que después de “A puro dolor” dejé de cantar, cuando obviamente he tenido 20 años más de carrera y muy poca gente se ha enterado.

¿Con “Yo soy” buscas reivindicarte?

No estoy haciendo esto para reivindicarme, lo estoy haciendo para mantener a mi familia, como jefe de familia, como padre y abuelito. Lo que quiero es dejarles a mis seres queridos parte de mi legado musical y estabilidad económica para que ellos no tengan que pasar todo lo que he pasado yo. Cuando uno está como solista e independiente las cosas se demoran un poquito más. Si no tienes gente siguiéndote en las redes sociales, piensan que estás descartado. Se olvidan de esas 16 millones de copias vendidas alrededor del mundo (de “A puro dolor”).

¿Cómo llegas a “Yo soy”?

Por recomendación de Tony (Succar), que había trabajado la temporada anterior. Para mí es un gran honor que me hayan tomado en cuenta para formar parte del equipo de trabajo de Latina, me encanta el programa, soy de esos jurados que siempre ve el vaso medio lleno, aunque siempre hay participantes más acertados y preparados que otros.

¿Esperas alcanzar el éxito que tuvo Succar como jurado?

De hecho, ganarme el público es bien importante, pero la recompensa sería que la gente vea sinceridad, transparencia y honestidad en mis devoluciones y, de paso, lograr lo que ha logrado Tony en su temporada. Para estar aquí he tenido que dejar muchas cosas, pero estoy muy agradecido con lo que me está pasando.

Dejar a tu familia, por ejemplo.

Esa es la parte más difícil de todas, pero es parte de...

Por venir a Perú, para ser parte de “Yo soy, grandes famosos”, no pudiste acompañar a tu hijo cuando fue intervenido de emergencia por cáncer. ¿Cómo salió de la operación?

Gracias a Dios pudieron extraerle el tumor canceroso y estoy muy agradecido por eso, ahora estoy esperando los resultados de los exámenes que le hicieron para determinar -con el favor de Dios- que no se haya regado. Estamos pidiéndole a Dios que lo tenga bajo su Manto Sagrado y que obre un milagro de sanación y podamos tenerlo por muchos años más con nosotros. Es mi hijo mayor, tiene 31 años, es mi primogénito, alguien muy importante en mi vida. Se llama igual que yo. Mis oraciones siempre están con él. Esas son las cosas que me mantienen a mí humilde, con los pies firmes en el piso y muy agradecido con Latina por haberme dado la oportunidad de estar en “Yo soy”, porque -obviamente- lo que yo pueda generar aquí contribuirá al bienestar de mi familia, que es mi prioridad.

¿Por qué siempre usas lentes oscuros? ¿Forma parte de tu look?

Desde muy temprana edad los lentes han sido un código, un símbolo artístico por muchas razones. Soy extremadamente tímido y a través de mis ojos se ve muy claramente el temor que siento al conversar, estar en una tarima, en sitios públicos. En una de las películas que vi hace mucho tiempo, me parece que se llama “Big Daddy” (”Un papá genial”), alguien le dice a un chico que si se pone los lentes, desaparece y nadie le puede ver. Me dejé llevar por ese concepto y ya llevo como 25 años usando lentes.

¿De niño sufriste bullying?

Toda la vida, pues siempre he sido llenito y gordito. Recuerda que a una persona introvertida que no tiene la fachada no le dan el respeto ni el mismo interés. A través de los años aprendí a imponer respeto y sigo haciendo música, que es lo que más amo en la vida.

¿Qué proyectos musicales tienes?

Ahora que estoy en “Yo soy” he empezado a escribir canciones. Ya tenía un proyecto pendiente, que -posiblemente- lo termine aquí y pueda decir con mucho orgullo que fue producido y terminado en Perú.

VIDEO RECOMENDADO

"Yo soy": imitador de Luis Miguel conquista a Katia Palma con su interpretación | VIDEO
"Yo soy": imitador de Luis Miguel conquista a Katia Palma con su interpretación | VIDEO

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR