Redacción EC

El último domingo, y hicieron historia, pues fue la primera vez que dos latinas encabezaron el show de medio tiempo del , el evento más exitoso de la televisión estadounidense. Y vaya que no decepcionaron.

Según la crítica especializada, el show de la cantante colombiana y la neoyorkina de origen puertorriqueño, puso la valla en alto, fue increíble, divertido, emotivo e inclusivo. Y es que ambas cantantes tenían claro que este show redefiniría “el importante rol” que juegan los latinos en EE.UU., en tiempos difíciles para la comunidad dentro de este país.

Los organizadores del evento deportivo, que este año enfrentó a los 49ers de San Francisco y a los Chiefs de Kansas City, describieron la presentación de ambas artistas como “la más energética, colorida y con más gente en el escenario de la historia del Super Bowl”, que este 2020 llegó a su edición número 54.

El nivel de audiencia del espectáculo, además, repuntó una caída que no paraba desde hace cuatro años, al ser visto por 103 millones de personas.

INICIOS

A raíz de su exitosa presentación en el Super Bowl, mucho se ha hablado de los comienzos de Shakira y JLo en la música. De cómo pudieron abrirse paso siendo mujeres y latinas en una industria complicada y manejada, en su mayoría por hombres e intereses comerciales que rara veces conectan con la libertad creativa.

De la primera se sabe que comenzó escribiendo canciones siendo una niña, recibió críticas por su alto vibrato al cantar pero que a pesar de ello, grabó su primer disco a los 14 años. De ahí vendría su paso por la competencia internacional de Viña del Mar de 1993, con el que Shakira representaría a Colombia con el tema “Eres" y obtendría un tercer lugar.

Dos años más tarde, en 1995, con el disco “Pies descalzos en el mercado, el nombre de Shakira sonaría una y otra vez junto a temas como: “Estoy aquí”, “Un poco de amor”, “Pies descalzos, sueños blancos”, “Antología” y “Se quiere, se mata”, una seguidilla de éxitos que impulsarían su carrera como cantante hasta convertirla en la estrella internacional que es en la actualidad.

Así como Shakira, los inicios de Jennifer Lopez, tuvieron un largo tramo que recorrer para cosechar los triunfos que hoy rodean a la llamada “Diva del Bronx”. La cantante, hoy de 50 años de edad, comenzó como bailarina interina de los New Kids on the Block en 1991, mientras trataba de probar suerte como actriz en un Hollywood que la limitaba a papeles estereotipados, solo apto para latinos.

La gran oportunidad de Jennifer Lopez llegaría con “Selena”, una película biográfica sobre la desparecida cantante de Tex-Mex, dos años de su polémica muerte. Con este filme, ‘Jen’ sería nominada al Globo de Oro como Mejor Actriz y su carrera como cantante no tardaría en llegar.

Mostrando unan imagen fresca y moderna, Jennifer Lopez, que a partir de ahora sería también sería conocida como JLo, saltaría al mercado con el disco "On the 6″, el cual fue todo un éxito. “If You Had My Love, “Waiting for tonight” y “No me ames”, un tema a dúo con Marc Anthony, la consolidarían como un ícono pop.

El inicio del 2000 sería sinónimo de éxito para JLo, quien destacaría no solo con nuevos protagónicos en el cine sino también con pegajosos éxitos musicales como: “Love don’t cost a thing” y “Jenny from the Block”. La vida amorosa de la cantante y actriz, además, sería noticia por los matrimonios fallidos que la acompañaron en esta etapa de su carrera.

Años después, convertida en empresaria y productora de televisión, Jennifer Lopez o JLo se cimentaría como una marca que factura millones hasta el día de hoy.

SU PASO POR LIMA

Hacia finales de la década de los noventa, Shakira, con 22 años de edad, cabello negro, tacones súper altos y pantalones de cuero ajustrados, era una de las representantes de la música latina más prometedora. Con más de 20 millones de discos vendidos y éxitos como “Estoy aquí”, “¿Dónde estás corazón?”, “Antología”, “Bruta, sordo, muda”, entre otros más, la barranquillera le cantaba al desamor con ese peculiar estilo de voz nasal y dejaba huella con letras que te hacían cantar, bailar pero te hacían sentir identificada con la historia detrás de cada tema.

Por esa época, también, Shakira visitaba el Perú en más de una ocasión y no ponía filtro a sus presentaciones en televisión. Así, la cantante fue parte de programas como de “Laura Bozzo” o Risas de América".

Otro programa que visitó Shakira en esta etapa de su carrera fue el que conducía por aquel entonces Ernesto Pimentel. Fue un encuentro que, según reveló el conductor peruano a este diario, terminó con una divertida anécdota.

“Lo que pasó con ella es que hicimos empatía. Yo me puse una peluca de trenzas. Nos conocimos en el programa y, luego, me invitó al lanzamiento de su álbum en la discoteca Dragón de Miraflores. Nos estaban atendiendo, nos pasaban comida y ella no comía nada. De repente me dice: ‘Tengo hambre’ y le pregunté por qué no comía. ‘Es que están los de la disquera y me pesan', me dijo. Entonces, la saqué por la puerta de atrás, compramos una hamburguesa y nos regresamos comiéndola. Vi a una Shakira normal, natural, relajada, riéndose; y esa es la imagen que yo tengo”.

Ya en el 2000 y esta vez luciendo un cabello rubio que no dejaría hasta hoy y con el éxito arrollador que le significó el MTV Unplugged de ese año, Shakira, ahora más selecta a la hora de conceder una entrevista, mantuvo una conversación con Gisela Valcárcel en medio de la promoción del Tour Anfibio, el cual arrancaba ese mismo año en nuestro país.

“¿Puedes poner tu cámara un poquito más allá? para no salir muy de perfil”, pedía Shakira antes de iniciar la charla mientras Gisela trataba de concederle todos sus pedidos.

Dos años después y con la internacionalización lograda gracias al disco “Laundry Service”, nunca más tendríamos a una Shakira tan cercana como la que tuvimos en aquel entonces.

En el caso de JLo, la cantante boricua nos ha visitado dos veces. Primero en 2005, acompañando en uno de sus shows, a su entonces esposo Marc Anthony y la segunda ocasión fue en 2011 y lo hizo de manera inesperada.

La ‘Diva del Bronx’, en ese tiempo de pareja con Casper Smart, llegó al Perú en su papel de productora de TV. Jen debía encontrar talentos latinos para su programa “¡Q’Viva! The Chosen”, el cual producía junto a su ex esposo Marc Anthony.

La visita duró un fin de semana, tiempo en que la cantante y actriz usó las calles de Miraflores y Barranco como escenografía de su programa concurso. Los saludos de los fans no faltaron así como las fotos de la prensa y la expectativa de una visita que aunque fue fugaz no pasó, para nada, desapercibida.

Sobre su presentación en el Super Bowl 2020, Jennifer Lopez ha revelado que era un sueño esperado por décadas.

“Por muchos años pensé hacer el Super Bowl y era algo que quería hacer”, dijo. “Ahora es cuando Dios me eligió para hacerlo”, agregó la cantante una noche antes del show, durante una entrevista con The Associated Press.

“Ahora es cuando se supone que debía ser. Es cuando estaba destinado a ser. Estamos listas y no podemos esperar más”, agregó la ‘Diva del Bronx’.

Shakira, por su parte, contó cómo fue prepararse para un evento de tal magnitud. “El tamaño de este espectáculo es tan grande, no solo el tamaño del escenario, sino de la audiencia. Me he preparado por meses. Entrené física y vocalmente más duro que nunca. No tomo a la ligera esta oportunidad”, dijo la colombiana.

“No solo quiero que la gente tenga el mejor momento de su vida, quiero que las niñas latinas del mundo sepan que esto no es un accidente y es algo que ellas también pueden lograr. Jennifer y yo hablamos mucho de esto. Simbólicamente significa mucho para nosotras”, agregó.