Ben Affleck (izquierda) y su hermano Casey durante el estreno de "Gone Baby Gone", su  debút como director. (Foto: AP/Chris Pizzello)
Ben Affleck (izquierda) y su hermano Casey durante el estreno de "Gone Baby Gone", su debút como director. (Foto: AP/Chris Pizzello)
Juan Luis  Del Campo

Redactor

juan.delcampo@comercio.com.pe

Dinastías actorales no son desconocidas en Hollywood. Tampoco lo son hermanos que comparten la profesión, como los Baldwin (Stephen, Alec, William y Daniel), los Hemsworth (Luke, Liam y Chris) y los Gyllenhaal (Maggie y Jake). Pero pocos hermanos han sido tan exitosos como Ben y , protagonistas de millonarias películas y ganadores de múltiples en diversas categorías. Con Casey cumpliendo 45 años este 12 de agosto revisamos brevemente su carrera en Hollywood y el escándalo sexual que lo ha marcado hasta ahora.

MIRA: “La luz del fin del mundo”: la crítica de Sebastián Pimentel a la película de Casey Affleck

Hijo de Christopher Anne Boldt y Timothy Byers Affleck, Caleb Casey McGuire nació un 12 de agosto de 1975 en la localidad de Falmouth, Massachusetts. Es menor por tres años del actor y director .

Debutó a los 13 años, al aparecer como el hermano del personaje de Kevin Bacon en la cinta para televisión “Lemon Sky” en 1988. Su siguiente rol sería también en la televisión, interpretando a un joven Robert Kennedy en la miniserie de ABC “The Kennedys of Massachusetts”.

Animado por un profesor de teatro en la secundaria, decidió mudarse a Los Ángeles cuando cumplió los 18 años para perseguir el sueño de Hollywood. Durante esta etapa vivió en la misma casa que su hermano Ben y su amigo Matt Damon, otra futura estrella de cine. Es en 1995, cuando tenía 20 años, que actúa en su primer filme, la comedia negra “To Die For”.

Fue durante esta filmación conoció al también actor , quien sería su compañero de aventuras por las siguientes décadas. Su posterior película “Race the Sun” (1996) fue, según su testimonio, una experiencia decepcionante, por lo que se decidió retirarse temporalmente de la actuación y estudiar política, primero en la Universidad George Washington en D.C. y luego en la Universidad de Columbia en Nueva York. Pero la tentación de la actuación se quedó con Casey, quien volvió frente a las cámaras para cintas como “Good Will Hunting” (“En busca del destino”), esta última la que le valió un Oscar a su Ben Affleck y por su guion. Casey volvió a actuar con su hermano en una película el mismo año, cuando Ben Affleck protagonizó la comedia romántica “Chasing Amy” junto a Joey Lauren Adams.

Foto de Casey Affleck tomada el 6 de febrero del 2000, cuando el actor tenía 24 años. (Foto: AP/Jim Cooper)
Foto de Casey Affleck tomada el 6 de febrero del 2000, cuando el actor tenía 24 años. (Foto: AP/Jim Cooper)

En los próximos años Casey Affleck actuaría en películas de poca importancia mientras intentaba salir de la sombra de su hermano mayor. Es así que participó en “Desert Blue” (1998), “American Pie” (1999) y su secuela en 2001, “Drowning Mona (2000), “Finding Forrester” (2000) y “Committed” (2000). En esta última trabajaría con su entonces novia y futura esposa Summer Phoenix, con quien había iniciado una relación gracias a su amistad con su hermano Joaquin Phoenix.

Casey tuvo un poco más de éxito con un papel secundario en “Ocean’s Eleven” (2001) y en 2002 protagonizó junto a Matt Damon “Gerry”, sobre dos hombres que se pierden en el desierto. Le siguieron “Ocean’s Twelve” (2004), “Lonesome Jim” (2005) y “The Last Kiss” en 2006, mismo años en que se casó con Summer Phoenix.

Su suerte cambió para 2007, cuando disfrutó de dos exitosas películas: “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford”, en la que actuó junto a Brad Pitt (James) en el papel de Robert Ford. Su actuación fue alabada por la crítica y le valió su primera nominación al Oscar, en la categoría de Mejor actor secundario. Le siguió “Gone Baby Gone”, un thriller que también fue el debut en la silla del director de Ben Affleck, que si bien solo fue un modesto éxito en la taquilla sirvió para levantar el perfil del actor, quien se presentaba ahora como una estrella ascendente en el firmamento de Hollywood. Su siguiente proyecto no sería tan fortuito.

Casey Affleck (izquierda) y Brad Pitt en una escena de "The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford". El menor de los Affleck recibió su primera nominación al Oscar por su rol en esta cinta. (Foto: AP Photo/Warner Bros./Kimberley French)
Casey Affleck (izquierda) y Brad Pitt en una escena de "The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford". El menor de los Affleck recibió su primera nominación al Oscar por su rol en esta cinta. (Foto: AP Photo/Warner Bros./Kimberley French)

TODAVÍA AQUÍ

Barbudo, desgarbado y algo confundido. Así apareció Joaquin Phoenix, en una entrevista con el programa de entrevistas del momento conducido por David Letterman. El penoso diálogo, que tuvo lugar en el 2009 y en la que el actor parece perder el hilo de la conversación en lo que parecía una crisis mental, fue parte del siguiente proyecto entre Phoenix y Casey Affleck.

Se trató de un un documental falso titulado “I’m Still Here” en el que supuestamente Joaquin pasaba por una crisis que le hacía abandonar la actuación por intentar abrirse una carrera en el competitivo mundo del hip-hop. Acompañándolo en su camino estaba su amigo Casey Affleck, siempre con una cámara en mano para captar las siguientes ‘aventuras’ del actor que incluyeron fiestas salvajes, tratos con prostitutas e incluso el consumo de drogas.

En este juego entre la realidad y la ficción los actores finalmente revelaron su engaño luego de que la cinta fuera estrenada en el Festival Internacional de Cine de Venecia del 2010, donde explicaron que querían hacer una película que exploraba “la relación entre los medios de comunicación, sus consumidores y las propias celebridades”.

La película fue ambivalentemente recibida por la crítica (actualmente mantiene un 54% de ‘frescura’ ) también trajo consecuencias para el primerizo director: dos denuncias de acoso sexual por miembros del equipo de producción de “I’m Still Here”. La primera fue por Amanda White, quien trabajó como una de las productoras. Ella demandó a Affleck por US$2 millones por lo que señaló fueron múltiples ocasiones de acoso sexual, incluyendo un incidente donde Casey ordenó al guitarrista Antony Langdon a mostrarle sus genitales.

La segunda persona en demandar fue la directora de fotografía, Magdalena Gorka, quien argumentó que sufrió de varios casos de acoso sexual “en la presencia y fomentados” por Casey Affleck. A pesar que el actor negó inicialmente las acusaciones, al final aceptó llegar a un acuerdo extrajudicial por un monto no especificado.

REGRESO A LA ACTUACIÓN Y OSCAR

Después de la polémica en torno a “I’m Still There”, Casey Affleck regresó lentamente a la actuación apareciendo primero en un documental sobre la segunda guerra mundial en 2010, en 2011 junto a Ben Stiller en la comedia “Tower Heist” y en 2012 prestando su voz para la película de animación “ParaNorman”. Continuó con el drama “Ain’t Them Bodies Saints” junto a Rooney Mara y “Out of the Furnace” en el 2013, en el que actuaría junto a Christian Bale y Woody Harrelson. En 2014 volvió a actuar junto a Matt Damon en “Interstellar”, cinta de Christopher Nolan protagonizada por Matthew McConaughey.

Una escena de la película "Out of the Furnace" en la que interactúan los actores Christian Bale (izquierda) y Casey Affleck. (Foto: AP/Relativity Media, Kerry Hayes)
Una escena de la película "Out of the Furnace" en la que interactúan los actores Christian Bale (izquierda) y Casey Affleck. (Foto: AP/Relativity Media, Kerry Hayes)

El 2016 fue un año ocupado para Casey Affleck. Además de anunciar en marzo de ese año su separación de Summer Phoenix, participó en las tres películas: el drama “Manchester by the Sea”, escrito y dirigido por Kenneth Lonergan, y los ‘thrillers’ “The Finest Hours” y “Triple 9”. Pero fue la primera cinta la que le valió el mayor reconocimiento, al interpretar a un padre que se ve obligado a regresar al pueblo donde vivió antes de la trágica muerte de sus hijos.

Con una actuación que fue descrita como desgarradora y magnífica, Affleck pronto se convirtió en uno de los favoritos de la temporada de premios. Pero los fantasmas de las acusaciones de acoso sexual resurgieron con la prominencia del actor, incluso en una época anterior al resurgimiento del movimiento #MeToo, empoderado por los reportes contra el poderoso productor en octubre del 2017.

Es así que durante la campaña por la temporada de premios entre finales del 2016 y principios del 2017 Casey Affleck tuvo que responder en varias ocasiones a preguntas sobre las acusaciones.

“Las personas pueden decir lo que quieran”, dijo sobre las acusaciones en octubre del 2016. “A veces no importa cómo respondas. Supongo que si las personas creen que eres conocido, es perfectamente correcto el decir lo que quieran. No entiendo por qué es así. Pero no tendría que serlo, por todos tienen familias y sus vidas”.

Escena de "Manchester By The Sea", cinta que le valió a Casey Affleck un Oscar. (Foto: Claire Folger/Roadside Attractions y Amazon Studios vía AP)
Escena de "Manchester By The Sea", cinta que le valió a Casey Affleck un Oscar. (Foto: Claire Folger/Roadside Attractions y Amazon Studios vía AP)

Críticos del actor señalaban la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas tenía un historial de premiar a poderosas figuras dentro de Hollywood a pesar de haber sido acusados de delitos contra las mujeres, citando ejemplos como el director Roman Polanski, quien ganó un Oscar en 2003 por “El pianista” a pesar de haber confesado abusar sexualmente a una menor de edad en 1977, o Woody Allen, quien ha sido acusado de abusar sexualmente de su hija adoptada, delito por lo que nunca ha sido procesado y el realizador niega hasta la actualidad.

Pero a pesar de la controversia Affleck logró una fructífera temporada de premios, llevándose los premios a Mejor actor principal en el Globo de Oro, el BAFTA y el Critic’s Choice Award antes de coronarse con el Oscar.

Casey Affleck durante su discurso tras recibir el Oscar a Mejor actor principal por su rol en "Manchester By The Sea" en 2017 (Foto: AFP / Mark RALSTON)
Casey Affleck durante su discurso tras recibir el Oscar a Mejor actor principal por su rol en "Manchester By The Sea" en 2017 (Foto: AFP / Mark RALSTON)

DISCULPAS Y ALEJAMIENTO DE JOAQUIN PHOENIX

Affleck continuó trabajando después de su victoria, juntándose nuevamente con Rooney Mara para el drama "A Ghost Story" (2017) y con Robert Redford para la cinta biográfica "The Old Man & The Gun" (2018).

Ese mismo año, en medio del movimiento #MeToo, el actor admitió finalmente que su comportamiento en el set de "I'm Still Here" no fue profesional.

Me comporté de una manera y permití que otros actuaran de una manera que realmente era poco profesional. Y lo lamento”, admitió el actor estadounidense en agosto del 2018. “Toleré ese tipo de comportamiento de otras personas y desearía no haberlo hecho. Y lo lamento mucho. Realmente no sabía de qué era responsable como jefe. Ni siquiera sé si me consideraba a mí mismo como un jefe”

Su siguiente proyecto en la silla del director fue menos controversial que “I’m Still There”, aunque igualmente lo hizo blanco de críticas. Se trató de “Light of My Life”, una cinta escrita, dirigida y protagonizada postapocalíptica donde una pandemia global ha aniquilado a la mayor parte de la población femenina. Casey interpreta ahí a un padre que tiene que proteger a su hija infante.

"La luz del fin mundo" ("Light of my Life"), 19 de diciembre. (Foto: Saban Films)
"La luz del fin mundo" ("Light of my Life"), 19 de diciembre. (Foto: Saban Films)

Previo a su estreno en Festival Internacional de Cine de Berlín, Casey Affleck tuvo que aclarar que esta cinta no fue una respuesta a las acusaciones en su contra. “No lo es. Yo escribí e hice esta película antes de que eso se convirtiera en parte de la conversación”, dijo . “Espero que las personas puedan mantener sus mentes abiertas y ser responsables y mesurados en sus reacciones. Y las personas pueden hablar entre ellas. No es algo que pueda controlar.”

Fue ese mismo año que se llamó atención sobre otro actor cuya carrera parecía haber terminado por “I’m Still There”. Hablamos de su protagonista Joaquin Phoenix, en ese entonces el favorito para ganar el Oscar a Mejor actor por su rol en “Joker”. el actor reveló que no había hablado con su otrora mejor amigo en varios años. “Mi hermana y él se divorciaron. Y no he hablado directamente o indirectamente con él en bastante tiempo. Como tres o cuatro años”, afirmó.

En la actualidad Casey Affleck, ahora de 45 años, continúa actuando y tiene dos películas por estrenar: el drama histórico “The World to Come” y el thriller “Every Breath You Take”.

VIDEO RECOMENDADO

Escena de Ben y Kalus en la temporada 2 de “The Umbrella Academy”

Escena de Ben y Kalus en la temporada 2 de "The Umbrella Academy"

TE PUEDO RECOMENDAR

TAGS RELACIONADOS