Fernando Armas da su opinión sobre el renovado "Yo soy". (Fotos: Difusión / USI)
Fernando Armas da su opinión sobre el renovado "Yo soy". (Fotos: Difusión / USI)
Sonia del Águila

tuvo que despojarse de sus complejos y aprender a reírse de sí mismo para lograr robarle carcajadas a los demás. Aprendió a aceptar sus defectos físicos y a sacarle provecho a sus virtudes en un escenario muchas veces hostil. “Hacer reír es un trabajo serio”, asegura.

“Cuando tenía 15 o 16 años me sentía acomplejado de mi nariz y mis piernas, me ponía doble pantalón porque eran muy delgadas. Decía: ‘¿Cómo con estos defectos físicos voy a hacer reír?’. Debía tener la autoestima alta y reírme de mí mismo, entonces aprendí a hacer el ridículo y perdí el pudor escénico. A pedido del productor Guillermo Guille, empecé a salir desnudo en ‘Risas y salsa’”, recuerda el chiclayano de 54 años.


-¿El humor tiene límites?

Le quieren poner límites, pero creo que no debe tenerlos. Deben existir criterios, pues no podemos abusar de la chispa y pasar por encima de los demás.

-¿Sientes que abusaste de la chispa en la imitación a la maratonista Gladys Tejeda?

Lo que ocurrió con Gladys fue una situación incómoda. Lamentablemente se criticó mi imitación, acepté el error y pedí las disculpas del caso. La gente criticó el acento y el tono de piel que le puse al personaje, pero no el guion. No busqué el maltrato ni el racismo, jamás hago escarnio de las costumbres ni estereotipos.

-Fuiste duramente juzgado por ese tema en redes sociales. ¿Cómo recibiste las críticas?

No bloqueé a nadie, pero los comentarios ofensivos los eliminé, preferí no leerlos por salud mental. Mi objetivo siempre va a ser que la gente sonría y lo que pasó sirvió para la reflexión de muchas personas.

-¿Qué imitación te ha traído mayor satisfacción?

Las imitaciones políticas, como las de Toledo, Fujimori y PPK; aunque ya no disfruto haciéndolas, porque me hacen sentir desgraciado, por lo que significan hoy en día esos personajes. Se imita lo bueno y al limitarlos, estoy imitando lo malo.

Ver esta publicación en Instagram

@bianca_centro_de_convenciones

Una publicación compartida de Fernando Humberto Armas Carlos (@fernandoarmas) el

-¿Te consideras humorista o imitador?

Me considero comediante humorista. Los comediantes tenemos que ser exigentes y creativos, tenemos que leer bastante y saber crear.

-El humor que para algunos puede ser gracioso, para otros no lo es. ¿Cómo se logra el equilibrio entre ambas situaciones?

Nuestra misión es buscar robarle una sonrisa a la gente a través del sentido del humor y si nos basamos en formalidades, no lo vamos a lograr. El humorista no se basa en la pachotada ni en lo ofensivo para hacer reír, tenemos que reírnos de nosotros mismos para no caer en la arrogancia.

-¿Hay alguien que jamás imitarías?

Creo que todos deben ser imitados, pero con criterio. Por el tema físico, yo no podría, por ejemplo, imitar a Paco Bazán.

-¿Este oficio capitalizó tu vida?

Gano mucho dinero haciendo reír. Hace algún tiempo -en una convención- le di el precio de mi show a un médico. Y cuando lo hice, me miró asombrado y preguntó: “¿Eres cirujano?”, ja,ja,ja. He construido un edifico de cuatro pisos, tengo un colegio en Los Olivos y un terreno de cinco mil metros en Chiclayo, donde funcionan un salón de belleza y dos canchas de fulbito. Tengo una familia establecida, hijos profesionales y el próximo año cumplo 30 años de labor artística. Estoy feliz por todo lo que he logrado.


¿Te sientes un artista consagrado?

Yo sigo aprendiendo, sigo siendo un obrero del humor; todavía tengo muchas metas por cumplir, me gustaría hacer una película.

-La política no ha sido ajena a tu vida, tu esposa fue regidora de Los Olivos. ¿Te gustaría tener un cargo político?

Tengo una carrera vasta, he llegado a manejar un panel de periodistas en “Qué tal mañana”, he sido jurado de un programa de música, actúo, animo eventos...., hago de todo. No descarto nada, pero por el momento la política no me interesa.

-A propósito de “Yo soy”. ¿Por qué dejaste el programa?

Porque mi meta es trabajar siempre y cuando escuché que el año siguiente, “Yo soy” iba a tener solo una temporada de tres meses, opté por irme; además había recibido una propuesta de Willax TV.

-¿Qué opinas del nuevo “Yo soy”?

En algún momento la gente criticó mi participación, porque era humorista. Decían que no sabía nada de música. Y ahora “Yo soy” terminó siendo un programa cómico, se ha vuelto un programa de humor, pero lo manejan bien.

-"Los exitosos del humor" cumple dos años. ¿Cómo van a celebrarlo?

Compartiendo con el público, este 25 de octubre, en el centro de convenciones “Bianca” de Barranco. En el espectáculo, denominado “Ríete con los exitosos”, desfilarán todos nuestros personajes. Será un show para toda la familia en el que se estrenarán parodias como la del programa televisivo “El Valor de Verdad”. Miguel imitará a Beto Ortiz, Arturo a Cristian Zuárez y yo a Laura Bozzo. Nuestro compromiso es hacer que el público ría a carcajadas.

EL DATO

Los imitadores de José José (Carlos Burga) y de Sandro (Tony Cam) figuran entre los invitados de “Ríete con los exitosos”.





TAGS RELACIONADOS