Fernando Luque, actor que encarna a Alex en "De vuelta al barrio". (Foto: El Comercio)
Fernando Luque, actor que encarna a Alex en "De vuelta al barrio". (Foto: El Comercio)
Sonia del Águila

Asumir roles actorales desafiantes en producciones exitosas llevó a a explorar en lo prohibido y sumergirse en una enorme popularidad que más de una vez ha puesto a prueba su ego. “Siempre he tenido que luchar contra la soberbia”, asegura.

“Sé que la soberbia es un defecto con el que tengo que estar alerta, la sé manejar desde afuera, por dentro, no tanto. Cuando fui más famoso se me subieron un poco los humos, pero luego te das cuenta que la fama es ilusoria, se va, desaparece. Un buen electricista tiene el mismo valor que un personaje púbico. Llenarse de orgullo por haber hecho un buen oficio es algo equivocado”, refiere el actor que encarna a Alex en la sintonizada serie de América TV “De vuelta al barrio”.

¿Recurriste a algún especialista, familiar o amigo para combatir esa soberbia?

No fue necesario, porque siento que lo controlo. Hace algunos años no te hubiese dicho esto, pero, ahora, tengo un poco más de madurez en ese sentido.

-Un año después de alejarte de “De vuelta al barrio”, regresaste para protagonizar una de las escenas más tensas del último capítulo de la tercera temporada. ¿Qué te animó a volver?

Yo me salí el 2018 de la serie porque quería enseñar teatro y ahora que Gigio (Aranda), el showrunner de "De vuelta al barrio, me propuso volver con ciertas licencias que me permitirán hacer ambas cosas, acepté.

-¿Qué le espera a tu personaje después de encontrar a su hermano Dante y exnovia Sofía besándose?

Gigio me contó algunas ideas que tiene para mi personaje, pero, obviamente, no puedo compartir. Lo que sí está claro es que Alex no tenía la menor idea de que Sofía y Dante tenían una relación, fue una sorpresa tremenda, principalmente por su hermano, porque hay reglas que no hay que romper entre familiares. Es una traición muy grande.

Alex volvió a De vuelta al barrio y encontró a Dante y Sofía

-¿Crees que esa escena le permite al Alex infiel y deshonesto redimir sus culpas?

Es posible, porque -de alguna manera- creo que Alex ha regresado para desarrollar algo con Sofía y ver a su hermano con su exnovia besándose fue un puñal para él. Le ha dolido muchísimo, aunque no creo que lo revele, por esa imagen que tiene de independencia y auntonomía.

-¿El cabello largo que ahora luce Alex fue un requerimiento de la producción?

Fue una coincidencia. Toda mi vida he querido tener el pelo muy largo y nunca he podido porque siempre he estado con un personaje que requería que lo tenga corto. Sin embargo, en esta oportunidad, me dijeron que Alex, después de haber recorrido Europa durante tanto tiempo, debía volver distinto.

-¿Para construir a Alex recurriste a experiencias tuyas?

Como sabía que iba a ser un personaje que iba a durar, trabajé con una sombra de mi mismo y la satiricé y caricaturicé hasta el exceso. De alguna manera he sobredimensionado algunos aspectos que me pertenecen, como la nobleza o una posible patanería. Todo eso traté de construirlo a través de cosas que quizás he reconocido en mí a lo largo de mi vida.

-¿Cuándo se estrena la cuarta temporada de “De vuelta al barrio?

En marzo de este año.

Paralelamente a la actuación, Fernando Luque dicta talleres de formación actoral, faceta de la que se siente orgulloso.