Sonia del Águila

“En asuntos de amor, los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos, los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca”. (Jacinto Benavente)

Luego de algunas semanas de intercambiar afectivos mensajes por las redes sociales y WhatsApp, la artista y empresaria peruana y el modelo español Iván Micol se vieron por primera vez en la ciudad de Madrid. En aquel romántico encuentro no hicieron falta las palabras. Una gran sonrisa, seguida de un tierno abrazo y un silencio absoluto bastaron para perennizar el momento.

LEE TAMBIÉN: Novio español de Fiorella Rodríguez revela cómo la contactó: “Le respondí una historia”

Nos conocimos por Instagram. Estaba bajando fotos cuando vi su perfil y decidí seguirla, luego comenté sus publicaciones porque me pareció una chica muy guapa”, narra el modelo español. “Cuando veía sus comentarios, me limitaba a agradecerle porque estaba saliendo de una relación, pero una vez que hice pública mi separación comenzamos a conversar de manera más seguida”, aclara la actriz.

Las conversaciones eran diarias, cordiales, revitalizantes, adictivas, y cuando estas se tornaron insuficientes, los entonces amigos concretaron un primer encuentro presencial.

Un día Iván me pregunta si pensaba viajar a España, y le respondo afirmativamente porque desde hace tiempo tenía un ticket para Madrid, tenía pendiente ir por encargo de un alcalde, debía recoger un premio que le habían otorgado por su labor como político”, cuenta Rodríguez. “Yo soy de Murcia, estoy como a cinco horas de Madrid, pero por verla estaba dispuesto a recorrer el mundo entero”, añade Micol.

Aquel primer acercamiento sirvió para reafirmar esa conexión que se inició a través del ciberespacio. Durante los diez días que Fiorella permaneció en Madrid, la pareja aprovechó para hacer turismo en la ciudad, conocerse y disfrutar.

Fue muy lindo porque todo se dio con mucha confianza. Apenas nos vimos sonreímos, nos abrazamos, hubo las ganas de estar juntos, fue súper orgánico”, detalla Fiorella. “Ver que era real, que era la mujer de las fotos, que de verdad existía, me dejó sin palabras, no supe qué decir, me quedé en silencio”, recuerda Iván.

Apenas lo vi supe que había conocido a una persona increíble, nunca antes había sentido una conexión similar, con tanta complicidad y confianza”, añade la actriz.

Cuando la distancia y la diferencia horaria entre Perú y España (6 horas) amenazó con ser un inconveniente para la relación, Iván Micol decidió dejarlo todo en su natal Murcia y mudarse a Lima.

A mí me sorprendió mucho las decisiones que tomó. Para continuar con esto uno de los dos tenía que arriesgar, dejar lo que estaba haciendo para ir al otro lado del mundo y yo no podía hacerlo”, señala la popular ‘Amistasí'.

“Viajé a Perú, en agosto, de vacaciones; pero ya estando aquí decidí dejar pasar mi vuelo y quedarme. Fue duro dejar a mi familia, a mis padres, pero lo que me impulsa a hacerlo es el amor que siento por Fiorella, a donde vaya ella, yo iré”, asegura Micol. “El trabajo no era problema porque el marketing digital lo puedo hacer con un ordenador desde cualquier parte, lo mismo pasa con el modelaje, actualmente estoy modelando con Richard Dulanto”, añade.

Fiorella Rodríguez y su pareja, el modelo español Iván Micol. (Foto: Alessandro Currarino)
Fiorella Rodríguez y su pareja, el modelo español Iván Micol. (Foto: Alessandro Currarino)

Sin barreras

Cuando se conocieron, Fiorella, de 48 años, creyó que Iván estaba en base tres. Algo similar pasó con el modelo español de 24 años. Sin embargo, las más de dos décadas de diferencia nunca han sido problema para la pareja, mucho menos para la relación.

No noto ninguna diferencia y la gente de mi entorno tampoco la nota, y no solo por el aspecto físico sino por la comunicación que tenemos, la forma de ser”, enfatiza el modelo español. “Él me echaba menos, pero no le podía mentir porque en Wikipedia está mi fecha de nacimiento (risas), y yo pensaba que él estaba en base tres porque habla con propiedad, es súper culto, fino, maneja diferentes temas de conversación y tenemos costumbres muy similares”, señala Rodríguez.

Somos caseros, buscamos la tranquilidad más que la bulla, nos gusta divertirnos en casa, viendo una película o conversando”, explica Iván. “Él es bastante maduro para su edad y yo bastante infantil para la mía, porque siempre ando divirtiéndome, buscando la risa”, añade Fiorella tras aclarar que oficializaron la relación hace dos meses.

Fiorella Rodríguez y su pareja, el modelo español Iván Micol. (Foto: Alessandro Currarino)
Fiorella Rodríguez y su pareja, el modelo español Iván Micol. (Foto: Alessandro Currarino)

Aunque sueñan con estar para siempre, prefieren disfrutar de este mágico y apasionado presente sin hacer planes a largo plazo.

“Siento que quiero estar con ella toda la vida, me da paz, alegría, es una diosa. Cuando camina desprende una aura mágico, todo el mundo gira a verla”, enfatiza Iván.

He vivido bastante, he tenido relaciones largas, he pasado por un matrimonio y te puedo decir que este es el momento más feliz de mi vida, nunca pensé que una persona me podía llenar tanto. Estoy enamorada profundamente de su forma de ser, de sus tratos, de su gestos, me hace sentir muy querida y valorada; además es guapísimo, un muñeco, me encanta, creo que si lo pedía por Amazon, no me salía así (risas)”, subraya.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más