Leslie Stewart interpreta a Diana en "Aislados, la serie", que estrena nuevos episodios los viernes por Movistar Play. El Comercio conversó con ella sobre el nuevo rol, y también de sus inicios en la actuación. (Foto: Sinargollas)
Leslie Stewart interpreta a Diana en "Aislados, la serie", que estrena nuevos episodios los viernes por Movistar Play. El Comercio conversó con ella sobre el nuevo rol, y también de sus inicios en la actuación. (Foto: Sinargollas)
Sonia del Águila

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Mientras el presidente de la República anuncia en mensaje de la Nación el inicio del estado de emergencia nacional y el cierre de las fronteras, debido al brote del COVID-19; una madre peruana que viajó a Estados Unidos para celebrar su aniversario de bodas, entra en pánico porque no puede regresar al Perú para ver a su hijo de seis años, quien ha quedado prácticamente abandonado. Esta conmovedora historia forma parte de una de las entregas de “Aislados, la serie”, con Leslie Stewart en el rol principal.

MIRA: Leslie Stewart hace mea culpa tras salir en cuarentena: “Como ser humano, uno se equivoca”

“Diana se va cuatro días a celebrar su aniversario con su esposo y deja a su hijo Vasco (Matías Raygada) con una persona de confianza, quien ya no puede seguir cuidándolo por problemas personales, pues también tiene que ver a sus hijos. Así que imagínate los nervios, el estrés y todo lo que pasa por la cabeza de esta mujer. Es un personaje que me llegó al alma, pues también soy madre”, cuenta Leslie sobre la producción de Sinargollas que este cuatro de diciembre estrena tres nuevos capítulos vía Movistar Play.

“Aislados”, bajo la dirección de Gino Tassara Piérola y Jorge Vilela de Rutte fue grabada durante la pandemia, una vez que se levantó la cuarentena y “todos pudimos salir del encierro cumpliendo protocolos y horarios establecidos por el gobierno. Se tomaron todas las medidas de seguridad”.

En la nueva producción de Sinargollas, Leslie es Diana, una mujer que viaja a Estados Unidos con su esposo, para celebrar su aniversario de bodas, y ya no puede regresar debido al cierre de las fronteras por la pandemia. (Foto: Sinargollas)
En la nueva producción de Sinargollas, Leslie es Diana, una mujer que viaja a Estados Unidos con su esposo, para celebrar su aniversario de bodas, y ya no puede regresar debido al cierre de las fronteras por la pandemia. (Foto: Sinargollas)

Gino describe a “Aislados” como una serie de intriga, fuerte, oscura, prohibida para menores de edad y cucufatos. ¿Crees que una propuesta así funcione?

Creo que ya es hora de cambiar, de hacer cosas más arriesgadas, propuestas distintas a las producciones rosas, trágicas, que vemos usualmente en televisión. Son temas que deben tocarse porque en la viña del Señor hay de todo: cosas buenas y malas. Pasa de todo, entonces no podemos evitar temas como el aborto, sexualidad, religión, problemas en la política, etc.

En la serie interpretas a una madre que vive duros momentos al no poder estar con su hijo debido a la pandemia. ¿En la vida real has pasado por situaciones difíciles con tus hijos?

He sido mamá muy joven, mis hijos han vivido mucho tiempo sin una figura paterna completamente presente, he pasado de todo. Me ha tocado ser la mamá que engríe y también el ogro, tenía que ser estricta en algunas circunstancias, sobre todo cuando me decían: “Mamá te voy a contar algo, pero no me digas nada”. Me molestaba menos, pero igual me molestaba, pues siendo mis hijos podían haber salido con una travesura alta. Gracias a Dios nunca pasó. Es complicado ser mamá porque no tienes un manual que te muestre el camino correcto.

Han pasado casi tres décadas desde la primera vez que actuaste, ¿Qué diferencia encuentras entre la Leslie debutante y la de ahora?

Una gran madurez, pues me veo actuando en mis inicios y me sorprendo, me faltaba preparación. Ahora estoy más preparada, he llevado talleres de actuación, también me ha ayudado muchísimo el trabajar en producciones exitosas con súper directores y grandes actores.

Debutaste actuando en “El ángel vengador: Calígula”, ¿Cómo llegaste a esa producción?

A través de un cásting, lo hice malazo, llegué sin aprenderme la letra, pero Lucho Llosa vio algo en mí. Me dijo: “No sé qué veo en ti, quedaste, gustaste”. La verdad es que después del cásting que hice, yo no me hubiera contratado.

¿En esa época eras una joven bastante rebelde, dabas que hablar no solamente por tu trabajo como actriz, también por tu vida personal. ¿Qué lección te dejó esa etapa?

Cada edad tiene su momento, en esa época enfrentábamos el terrorismo, problemas de desigualdad marcadas, si eras mujer te mandaban a la cocina y si eras hombre a trabajar o jugar fútbol. Y yo tenía toda la fuerza de la juventud, viví, aprendí, los golpes me enseñaron.

¿Qué golpes? ¿Qué te enseñaron?

Tuve muchos golpes, caídas que me enseñaron a tener más tino, a no decir las cosas sin pensar. Era vehemente, muy joven.

¿Fue difícil ser famosa, estar de moda a los 20 años de edad?

Tuve la suerte de que no había redes sociales, ni celulares con cámaras, la exposición mediática también era menor, era poco lo que la gente alcanzaba a ver, entonces no sentía mucha presión; ahora la cosa es más heavy. Por ahí te pedían autógrafos y fotos, pero es parte del trabajo, es bonito que la gente te quiera.

Leslie Stewart tenía 20 años cuando debutó actuando en "Calígula, el ángel vengador". (Foto: Sinargollas)
Leslie Stewart tenía 20 años cuando debutó actuando en "Calígula, el ángel vengador". (Foto: Sinargollas)

¿Hay un antes y un después en tu vida?

Creo que han habido tres momentos: mi juventud, luego cuando fui mamá, que me frenó un poquito, me enseñó a ser más responsable, a tener ciertos cuidados y también miedos. Por último está cuando me fui de viaje, vivir sola me obligó a madurar de una manera diferente a la que imaginé.

¿Extrañas hacer papeles de chica regia? ¿Te preocupa el paso de los años?

Fue chévere haber sido la chica regia, pero lo que hago ahora también es bonito, estoy experimentando otros papeles: de mamá madura, por ejemplo. También sería interesante que me den papeles de loca, de chica fea, desmaquillada o de alguien que esté luchando contra los demonios que todos tenemos dentro y que los disfrazamos para parecer la familia perfecta, que casi no existe. Ser imperfecta, loca o completamente tú, también es interesante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR