Redacción EC

A través de su empresa Canal Productions, presentó una demanda contra una extrabajadora, a quien le exige el pago de US$6 millones, acusándola de malversación de dinero y ver Netflix en horas de trabajo. 

Chase Robinson, la exempleada demandada, también habría realizado viajes utilizando las millas de De Niro, además de gastar dinero de la empresa en lujosos hoteles y costos restaurantes. 

La demanda de De Niro fue presentada en la corte estatal de New York y en esta se indica que la asistente del actor fue contratada en 2008 para luego pasar a ocupar el cargo de "vicepresidenta de producción y finanzas", donde alcanzó un salario de US$300,000 en 2019. 

Tras su salida en abril de este año, bajo el argumento de “sabotaje corporativo”, se conocieron detalles de su cuestionada labor, como faltar mucho a la oficina y mirar en Netflix 55 capítulos de “Friends”, además de otras series como “Arrested Development” y “Schitt's Creek”. 

"Mirar programas en Netflix no era de ninguna manera parte o estaba relacionado con los deberes y responsabilidades del empleo de Robinson", señala la denuncia presentada por Robert De Niro y a la que tuvo acceso Variety. 

En total, Robinson habría gastado más de US$12,000 solo en restaurantes, US$8,000 en una cafetería y supermercado, además de US$32,000 en taxis. 

Variety también indica que en el correo electrónico de su renuncia descarta los supuestos gastos y califica de “ridículas” las denuncias en su contra.

Pero eso no fue todo, pues luego de presentar su renuncia, la extrabajadora redactó una carta de recomendación para ella, la cual Robert De Niro se negó a firmar