Monique: "Si viera de nuevo a Jagger, pasarían muchas cosas"
Monique: "Si viera de nuevo a Jagger, pasarían muchas cosas"
Nora Sugobono

firma sus mensajes de Whatsapp con una paleta de caramelo. Vive frente a una comisaría y tiene un perro llamado Bombón que la cuida ferozmente de todo aquel que se atreva a rondar la puerta de su casa, que heredó de la mujer que la crio: su mamá Rosa. Es ahí donde llegó a vivir cuando fue entregada al cuidado de la hermana de su madre a los 8 meses y donde han ido a suplicar su atención decenas de hombres, desesperados por sus encantos. Nada de eso ocurre hace tiempo, en cualquier caso: hace 14 años está unida a Máximo, con quien se casó según un rito cristiano, aunque en Facebook todavía encuentra uno que otro acosador. “Hay fotos muy bonitas mías en la red. Probablemente creen que estoy igual”, ríe.

MUÉVETE COMO JAGGER

En 1981, Javier Pérez de Cuéllar era elegido secretario general de la ONU, Ronald Reagan se convertía en presidente de Estados Unidos, el príncipe Carlos de Inglaterra se casaba con Lady Di y Mick Jagger rodaba una película en Iquitos. Año agitado para muchos,especialmente para una veinteañera Monique Pardo, ya convertida en una popular figura de la farándula nacional. Jagger, líder de la banda de rock inglesa The Rolling Stones, se había instalado en el soleado Holiday Inn durante la filmación de

Fitz carraldo, película basada en la historia de un empresario del caucho del siglo XIX. El británico interpretaba a Wilbur, asistente de aquel excéntrico magnate. Retrasos en la filmación obligaron a Mick, una de las figuras musicales más poderosas del planeta, a abandonar el rodaje. Antes de que eso ocurriera, Monique Pardo, según cuenta la leyenda, convenció a su novio de la época de pasar un fin de semana romántico en la capital loretana con el fin de encontrarse con su ídolo. Ella afirma que no fue ni coincidencia ni fue el destino, pero pudo haber sido el calor y la ausencia de la entonces pareja de Jagger, la modelo Jerry Hall. Según ha narrado incontables veces, Monique lo encontró en la piscina leyendo tranquilamente y le pidió a su pareja que haga una foto que pudiese inmortalizar el encuentro: un retrato del cantante donde posa con sombrero de paja, torso desnudo y libro en mano. Pardo insiste en que la tiene en físico, aunque dice no encontrarla por el momento.

Declaraste en el Valor de la Verdad que nunca te acostaste con él.

Bueno, cuando me dijeron si me había “acostado con Mick Jagger” yo les dije que no, porque yo dormí acompañada y él dormía al frente, solo. Les dije, ¿por qué no me preguntaron si tuve sexo? Ahí no tenía escapatoria. Pero lo que puedo decir, porque tengo todo el derecho del mundo a contar mi verdad, es que quizás el nombre de mi libro también podría De pie. Porque el amor no siempre se hace echado en una cama. Que cada uno saque sus conclusiones. Porque en un día, en una hora, en una semana se puede vivir una historia de amor. Por la soledad de él, sobre todo.

Habrías sido infiel a tu novio y él habría sido infiel a Jerry Hall.

Yo era una infiel por naturaleza, a los hombres. He sido infiel. No es un galardón; también es un error que podemos cometer. O quizás no es un error, depende de las circunstancias. Lo que no soy es promiscua. Hace 14 años que soy de un solo hombre y el tarado no lo puede creer. Se atormenta y vive a veces ofendiéndome tontamente. No me ha tocado otro hombre hace 14 años. Pero en el 81 puede ser...

¿Y cómo se comunicaban si no hablabas el mismo idioma?

Lo hacía reír. El placer que se siente de hacer sonreír a una persona que ni siquiera te entiende bien es tanto como hacer el amor. Él se reía de lo que yo le decía, aunque también podía esforzarse en hablarme en castellano y nunca lo hizo.

¿Qué pasó con tu novio?

No sospechó nunca nada. Llegó un momento en el que yo me quedé sola en Iquitos. Le dije: ‘Si tú quieres, vuelves conmigo, pero yo me quiero quedar unos días’.

¿En total, cuánto tiempo pasaste con él?

No te puedo decir eso. Algo tengo que guardarme para el libro.

Mucha gente piensa que fue solo un día. otros que en realidad todo es un invento.

No me importa lo que piensen los demás. Yo lo vi varias veces, su barba era platinada totalmente; en la tele se le ve el pelo oscuro, pero era muy rubio. Claro que también andaba todo cochino por la película.

¿Y si Mick Jagger, ahora que vuelve al Perú, te dice, a su manera, ‘Monique, quiero volver a verte’? ¿Qué pasaría con tu pareja de 14 años?

Bueno, ya fue, pues. Él ha perdido mucho hiriéndome.

Entonces, volverías a ser infiel.

Por supuesto. Mick, you are my world. Creo que pasarían muchas cosas, porque tengo más experiencia y él... recontra más. Mick no tiene edad.

Lee la entrevista completa a Monique Pardo en la edición impresa de "Somos".

TAGS RELACIONADOS