Redacción TV+

Hay estrellas de que llegan para quedarse y otras que, sin esperarlo, desaparecen del espectro público. Este es el caso de Brendan Fraser, recordado por protagonizar las películas “George de la selva”, “Al diablo con el diablo” y “” durante la década de los 90. El actor, hoy de 51 años, pasó de ser uno de los galanes más populares a uno de los actores poco valorados en la actualidad. ¿Por qué su vida cambió radicalmente?

Brendan Fraser tenía poco menos de 30 años cuando ascendió rápidamente en el cine. Su actuación fresca y juvenil le dio otro toque a la comunidad masculina que lideraba Hollywood en aquel entonces. Su aspecto físico también fue un complemento importante para convertirse en un verdadero galán. Sin embargo, el pasar de los años se llevó toda esta imagen, dejando poco o nada de lo que algún día fue.

Los primeros cambios del actor surgieron de su preferencia por las escenas de acción, las cuales lo llevaron a sufrir varias lesiones en su cuerpo como traumatismos en sus rodillas, disco espinal y costillas, además de problemas en sus cuerdas vocales.

Las lesiones ocasionaron que, por cerca de siete años, Brendan Fraser tuviera varias cirugías y tratamientos, perdiendo la oportunidad de volver a protagonizar alguna película; además de verse perjudicado económicamente por esta situación.

En 1998, el actor se divorció de Afton Smith, con quien atravesó un complicado proceso legal, que lo afectó emocional y financieramente. A raíz de ello, Fraser decirle dedicarle más atención a sus hijos, uno de ellos con una condición que requería cuidados especiales.

Como si fuera poco, el protagonista de “La Momia” reveló en 2003 que había sido abusado por Philip Berk, expresidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood. “Su mano izquierda hace un rodeo, me coge la nalga y uno de sus dedos me toca en el perineo, moviéndolo por ahí. Me sentí enfermo, como un niño pequeño, como si tuviera una bola en la garganta. Creí que me iba a poner a llorar”, contó en ese momento.

No obstante, Philip Berk rechazó las acusaciones y la denuncia no prosperó por falta de pruebas. Finalmente, el representante de Brendan Fraser tuvo que disculparse públicamente.

Aunque en 2019 el actor tuvo una nueva oportunidad y formó parte del elenco de “Doom Patrol”, su carrera aún no ha vuelto a despegar.

TE PUEDE INTERESAR