Redacción EC

Lesbiana, activista, progresista y neoyorkina. parece tener lo que buscan los ciudadanos de Nueva York en su próximo gobernador. La actriz, recordada por su papel de "Miranda Hobbes" en la serie , se mete de lleno a la política y busca ser elegida en el partido demócrata como candidata para ser gobernadora de la ciudad de los rascacielos.

Nixon, quien ya se vislumbraba como una mujer líder en la serie que la llevó a la fama, ha reducido en las encuestas la distancia con su rival, el también demócrata y actual gobernador Andrew Cuomo, pero aún está lejos de alcanzarlo.

Sin embargo, estos últimos meses han sido clave para ella. Su discurso y propuesta ha influido exitosamente en grupos de izquierda, como Working Families Party. "El efecto Nixon", como lo llama la prensa, ha calado tanto, que su contrincante en la precandidatura ha girado sus propuestas también a un tono más progresista. Además, las encuestas más recientes muestran que su perfil anti-Trump cala entre los jóvenes.

Entre lo que impulsa hoy Nixon es de una plataforma de lucha contra la desigualdad económica y contra las grandes corporaciones y los bancos.

"Somos el Estado más desigual en todo el país", afirmaba hace algunas semanas la actriz, citando la riqueza "increíble" que acumulan las clases más altas y que contrasta con la pobreza extrema de los más marginados. "La mitad de los niños en las zonas del norte viven por debajo del umbral de la pobreza", indicó.

Nixon, de 51 años, está casada con Christine Marinoni, una abogada defensora de los derechos de la comunidad LGBT que podría desempeñar un importante papel de primera dama si es elegida.

Nueva York, el cuarto estado más poblado de Estados Unidos, elegirá a su gobernador el 6 de noviembre. Sin embargo, los demócratas registrados deben escoger antes un solo candidato en las primarias del partido, el próximo 13 de septiembre. "Miranda" podría ocupar ese cargo.