Actor Keanu Reeves. (Foto: Agencia)
Actor Keanu Reeves. (Foto: Agencia)
Redacción EC

El actor y la artista visual habrían decidido darle paso al amor, luego de mantener durante varios años una estrecha y sosegada amistad. La pareja sorprendió al lucirse de la mano durante la Gala LACMA Art + Film presentada por la firma Gucci en Los Ángeles, Estados Unidos.

Esta noticia ha captado el interés de los seguidores del protagonista de “Matrix”, quien hace más de dos décadas no hacía pública una relación sentimental.

Alexandra Grant y Keanu Reeves en el 2019 LACMA Art + Film Gala. (Foto: AFP)
Alexandra Grant y Keanu Reeves en el 2019 LACMA Art + Film Gala. (Foto: AFP)

La última vez que Reeves se dejó ver muy enamorado, fue cuando conoció a la actriz Jennifer Syme y concibieron a Ava. La pareja disfrutaba de uno de los momentos más sublimes de su vida, cuando la bebe falleció en el vientre de su madre, en la víspera de Navidad.

Este hecho remeció negativamente los cimientos de la relación, al punto que la pareja terminó separándose, pues no lograron superar la pérdida repentina de la que habría sido su primogénita.

Pese a la separación, Keanu y Jennifer no perdieron contacto. El amor siguió fluyendo, aunque nunca recobró el brillo de sus mejores momentos.

Y cuando parecía que el tiempo empezaba a curar heridas y a apaciguar el dolor de la pérdida; una nueva tragedia envolvió la vida de Keanu Reeves. Esta vez, era Jennifer quien se apartaba para siempre de su lado.

La actriz murió en un accidente automovilístico en abril del 2001, a los 28 años de edad, y Keanu la enterró al lado de su hija Ava. La tragedia dejó al actor sumido en una gran depresión. Era común verlo aislado de todos, viviendo en hoteles, viajando en transporte público sin levantar la mirada. “Muchos necesitan felicidad para poder vivir, yo no”, aseguró alguna vez.

Dos décadas después, la vida parece darle una nueva oportunidad a Keanu para ser feliz. Alexandra Grant habría conseguido doblegar sus fantasmas y apaciguar sus temores. El actor de aspecto triste ha vuelto a sonreír.