Sam (Keir Gilchrist) y Casey (Brigette Lundy-Paine) en la serie "Atypical". (Foto: Netflix)
Sam (Keir Gilchrist) y Casey (Brigette Lundy-Paine) en la serie "Atypical". (Foto: Netflix)
Patricia Castañeda Alva

Las dos primeras temporadas de “” fueron bien recibidas por la crítica. La tercera se mantiene en calidad de guion y actuaciones. Sam, interpretado por Keir Gilchrist, logró simpatizar con la audiencia desde el primer episodio al mostrar cómo se siente alguien del espectro autista que busca una vida normal e independiente.

La tercera temporada se centra en la vida de Sam tras salir del colegio, que para bien o para mal se había vuelto su “lugar seguro”. Sam ya había aprendido a manejar su ansiedad y a establecer vínculos, sin embargo esa etapa termina y debe iniciar una nueva: la universidad.

Sam es aceptado en una universidad cerca de su casa en la carrera de dibujo científico, donde podrá mezclar sus dos pasiones: el dibujo y la vida marina. Sin embargo, seguir tu pasión no siempre implica llevar cursos que te gusten con profesores que te caigan bien. Tendrás cursos buenos, malos y difíciles; dictados por profesores buenos, malos y muy difíciles.

La universidad se vuelve complicada para Sam (Keir Gilchrist). (Foto: Netflix)
La universidad se vuelve complicada para Sam (Keir Gilchrist). (Foto: Netflix)

Esta nueva aventura de Sam será un gran reto para él. No solo por las materias sino porque tendrá que aprender a manejar el estrés. Si estás o estuviste en la universidad, podrás empatizar rápidamente con este adolescente que intenta aprobar todos sus cursos y tener vida social. Y si ya saliste de esa etapa (no importante hace cuanto), te hará revivirla.

Si bien muchos pintan la universidad como la mejor etapa de la vida, este proceso puede ser traumático para jóvenes que acaban de salir del colegio. La facultad tienen una metodología diferente, no existe un profesor que esté detrás de ti o de tus calificaciones, tampoco los padres se preocupan si alguien te hizo bullying o no. Sam tendrá que ser completamente independiente, algo que siempre anheló (hijo neuroatípico, padres sobreprotectores) pero que no es tan fácil como lo imagina.

Para ayudarlo estará Zahid (Nik Dodani), su mejor amigo, quien fue aceptado en la escuela de enfermería. Entre ambos surge una historia que merece ser contada, pues Sam tendrá que sopesar sus valores y la amistad que mantiene con el joven.

Sam ( Keir Gilchrist ) se prepara para su primer año de universidad. (Foto: Netflix)
Sam ( Keir Gilchrist ) se prepara para su primer año de universidad. (Foto: Netflix)

Y aunque no hayas ido a la universidad, el conflicto interno que se genera en Sam puede ser el tuyo. ¿Cuándo está bien mentir para no herir a alguien? ¿cuando está bien callar para no perjudicar a quien amas? Keir Gilchrist maneja bien estos cuestionamientos para dejar un mensaje al espectador.

No se queda atrás Brigette Lundy-Paine, quien da vida a la hermana menor de Sam, Casey. Ella tendrá que decidir entre la relación que tiene con su novio Evan y el hecho de que está desarrollando sentimientos por su mejor amiga, Izzie. Este conflicto hará que recuerdes tus primeros enamoramientos y cómo estos te ayudaron a madurar.

La tercera temporada se encuentra disponible en el servicio de streaming. (Foto: Netflix)
La tercera temporada se encuentra disponible en el servicio de streaming. (Foto: Netflix)

“Atypical” temporada 3 muestra que el crecer y buscar al independencia puede ser difícil y doloroso, pero que alcanzarla es satisfactorio. Además refuerza esa capacidad comprender los sentimientos y emociones de los demás; aquello que te dejó como lección en las primeras temporadas: la empatía.


TAGS RELACIONADOS