Mesa de Comunes

"", la serie basada en la infancia del futbolista argentino, que nació en el medio de la pobreza y la marginalidad, se estrenó este viernes 16 de agosto por Netflix.

Carlos Alberto Martínez Tévez, popularmente conocido como Carlitos Tévez, es uno de los futbolistas más notables de Argentina y su talento con el balón le abrió paso a las grandes ligas mundiales. 


Actualmente es uno de los jugadores más queridos, con una enorme fila de fanáticos que no dudan en hacer cola para que el argentino les firme autógrafos.

Pero sus inicios no fueron nada fáciles. Tévez  nació en Fuerte Apache uno de los barrios más humildes y peligrosos de Buenos Aires, es de ahí de donde deviene su alias: “Apache”.

Fue criado por sus tíos maternos Adriana Martínez y Segundo Tevez, pues su madre lo abandonó cuando tenía 6 meses y su padre –quien llevaba el mismo nombre– fue asesinado de 23 balazos en Fuerte Apache, cuando el futbolista aún no nacía y su madre biológica tenía siete meses de gestación.

"Como no me podía criar y estaba re loca todo el tiempo, me agarró mi tía y me llevó con ella. A ella le digo madre y a su marido le digo papá. A mi mamá, Fabiana, la veo, recuperé la relación hace 5 años", explicó Carlos en una entrevista con el programa “Animales Sueltos”.

Según reseña el Clarín, cuando Carlos Tévez tenía tan solo 10 meses sufrió quemaduras de tercer grado producto del agua hirviendo que le cayó encima de su rostro.

Sus tíos actuaron rápidamente y lo trasladaron al hospital, donde llegó envuelvo en una manta de nailon que se adhirió a su piel. Las secuelas de aquel episodio, la vemos reflejadas en la actualidad en su cara y en el cuello.

Norberto Propato, el entonces entrenador de fútbol infantil del club All Boys de Buenos Aires, fue quien lo descubrió en una de sus visitas al Fuerte.

Además, tuvo la difícil tarea de convencer, tras mucha insistencia, a su tío Segundo para que llevara a Carlos a jugar con él después de haber visto sus dotes dando patadas a una piedra. Ese día cambiaría su vida para siempre.

De ahí, el resto es historia. Tras impresionar a los reclutadores del club All Boys, Tévez empezó su carrera meteórica en el fútbol que inició en Boca Juniors, pasó por Corinthians, West Ham United, Manchester United, Manchester City, Juventus y Shanghái Shenhua.

El 5 de enero de 2018, luego de arduas negociaciones con el club chino, logró desvincularse del Shanghái Shenhua y regresó al Boca Juniors por tercera vez y es al club para el que juega actualmente. 

En una entrevista con CNN en Español, Tevéz reveló qué hizo con su primer gran sueldo cuando hizo su paso de Boca al Corinthians.

"Compré diez casas y saqué a todos mis tíos y tías del barrio. Fue muy emocionante porque lo mandé a mi padre, que es maestro mayor de obra, a comprar y pintarlas para que estén bien arregladas; hicimos un asado en casa y a cada uno le entregué su llave sin que sepan nada", confesó el delantero xeneize.

Le conocen como el jugador del pueblo porque es humilde. Le gusta la cumbia villera, un estilo de cumbia derivada de las zonas marginales. Incluso, tiene videos cantando y bailando.

Al argentino el amor también le ha sonreído. Lleva una relación con Vanesa Mantilla, a quien conoce desde los 13 años.

Se separaron varias veces, ya que al “Apache” lo vincularon sentimentalmente con otras mujeres, pero al final se casaron y tienen tres hijos: Florencia, Katie y Lito Junior.