Lucho Cáceres en la piel del imitador de Héctor Lavoe. (Foto: Beatriz Torres)
Lucho Cáceres en la piel del imitador de Héctor Lavoe. (Foto: Beatriz Torres)
Alexandra Ojeda Briceño

“Che che cole” suena de fondo mientras un entusiasta Toño () atraviesa bailando el pasadizo que lo llevará al escenario. En el camino, eufóricos pacientes con desórdenes mentales lo alucinan el mismísimo Héctor Lavoe y lo saludan como a un viejo amigo. La orquesta ya lo espera en la pequeña tarima para entonar el clásico compuesto en 1970. Y aunque solo haya pasado más de una década, los internos de aquel hospital del Callao lo bailan como si hubieran crecido escuchándolo, y nada menos que al son del mejor imitador peruano del "cantante de los cantantes”. Pero hay una interna que parece no contagiarse de la algarabía.

Es Marina () ─hermana de Toño─, quien lo mira descontenta desde el público. “Sabes que no me gusta bailar sola”, le reclama. Todavía en personaje, su hermano la invita a gozar al ritmo de la canción, mientras le confiesa su esperanza de conocer a su ídolo. Tras un par de bromas, Marina le da su confianza, pidiéndole que lleve al verdadero Lavoe al hospital. Esto se convierte en el impulso que Toño necesitaba para alcanzar el mayor de sus anhelos.

Así comienza “”, la segunda serie peruana de para Latinoamérica. Con una escena inicial profunda, el primer episodio acompaña al protagonista en una difícil búsqueda del artista que admira. Dejar de lado los golpes que nos da la vida para volver a soñar es la base de la nueva ficción de Daniel y Diego Vega que encamina el rumbo de las producciones nacionales para streaming.

Ambientada en 1986, “El día de mi suerte” toma como contexto la llegada de Héctor Lavoe a Lima para ahondar en la vida y las aspiraciones de su imitador peruano; quien busca superar los obstáculos personales y sociales de la época en lo que el director de la serie llama “la necesidad de aferrarse a algo para sobrevivir”.

Dar con el paradero de Genaro (Carlos Carlín) ─el empresario que trae a Lima a Héctor Lavoe─, participar en rituales de sectas ideológicas y reunirse con el presidente de entonces son algunas de las cosas que hace Toño para cumplirle la promesa a su hermana. Aunque eso signifique sacrificar las clases a domicilio que ofrece a estudiantes pre universitarios o sus 'cachuelos’ como imitador.

Es el personaje de Alejandra Guerra, de hecho, el verdadero empuje del protagonista. Contrariamente a lo que se pueda creer, es esta figura con desórdenes metales (Marina sufre de esquizofrenia) la que sirve como soporte a la aventura del personaje de Lucho Cáceres. Reparando en la importancia de incluir este tipo de papeles en las producciones nacionales, el actor nos comenta lo siguiente:

“Yo trabajo con discapacidad hace 10 años con un grupo de teatro, ‘Sin vergüenza’, conformado por personas ciegas. De hecho, es algo con lo que convivo "


"El día de mi suerte" - Lucho Cáceres

En el mismo sentido, Alejandra Guerra rescata el valor de los personajes de “El día de mi suerte” como aquellos que, pese a sentirse marginales, buscan una razón para vivir. “En la serie, hay una imaginario no realista que da la posibilidad de crear personajes muy oníricos, no anclados en un común denominador, que es lo que suele pasar muchas veces en las series", asegura.

En el caso de su papel, admite que fue elaborado para diferenciarse de la forma en la que usualmente estas personas son retratados en la televisión. "Comenzamos a pensar con los directores de qué manera crearlo sin hacer el arquetipo de la loca, de qué manera está loca y cuál es su tipo de locura; porque es un personaje muy poético, dentro de su delirio, que ve lo que otros no ven, que es sensible a su hermano, que quiere lo mejor para él. Nos alejamos del cliché de la locura y entramos a cosas muy específicas”, confiesa.

Esta y otras personalidades son representadas en la comedia peruana por los actores Pietro Sibille, Leonidas Urbina, Urpi Gibbons, entre otros.

DATO

” cuenta con cuatro episodios de 50 minutos y estará disponible desde este 15 de noviembre para todos los clientes Movistar en la plataforma Movistar Play. Posteriormente, desde el 24 de noviembre, la serie se emitirá por Movistar Series (canal 1 y 701 HD).