"Game of Thrones": los mejores episodios [PUESTO 6]
Marilia Pastor

“Elia Martell. Asesiné a sus hijos. Luego la violé. Luego le aplasté la cabeza así”. Valió la pena esperar por esta brutal escena. Desde el desierto de Dorne llegaron los Martell con su clamor de venganza. Y, con "The Mountain and the Viper", octavo episodio de la cuarta temporada, “” nuevamente brinda un giro inesperado y desgarrador al final del juicio por combate entre Oberyn Martell, la Víbora Roja, y Gregor Clegane, la Montaña. Abraza a la persona a tu costado, nadie está preparado para ver eso solo.  

Era una ansiada pelea bajo la excusa de la liberación de Tyrion Lannister (acusado de asesinar a su sobrino y rey Joffrey). Desde su llegada a la capital, el seductor Oberyn (gran interpretación de Pedro Pascal) había demostrado su odio por los Lannister sin cesar. Solo podía defender a Tyrion para conseguir un objetivo mayor: que el asesino de su hermana confiese y señale al patriarca Tywin Lannister como el hombre que dio la orden. 

Estábamos convencidos de que la causa de Oberyn era justa y enarbolábamos su bandera. Pero ¡ay! Los hombres de “Game of Thrones” tienen fallas (en el caso de Ned Stark fue el honor) y su deseo de venganza lo hizo caer. Fue una hermosa pelea con el monólogo del campeón de Dorne retando a cada momento a la Montaña (si alguien ha visto la película “The Princess Bride” encontrará el parecido con Iñigo Montoya). Pero todos los hombres deben morir y ese fue el final brutal para Oberyn. Hay quienes se quedaron con la desazón de que la Víbora Roja solo tuvo esta misión. Pero su introducción también nos sirvió para continuar ampliando el mundo de “Game of Thrones” que, en la quinta entrega, nos llevó hasta Dorne. Fue el gatillo para presentarnos a nuevos jugadores anti Lannister que podrían ser vitales en su futura caída.

Nos alejamos de la capital para recordar otros momentos del episodio, como el exilio del Sr. Mejor Amigo, sir Jorah Mormont. “Te protegí, pelee por ti. Maté por ti. Te amo”, fue su confesión ante Daenerys en busca de perdón por pasadas faltas (ver temporada 1). Pero la reina es inamovible y destierra a su mejor amigo. ¿Qué habría pasado si Jorah hubiera seguido en Meereen para aconsejar a su khaleessi en los próximos días? Nunca lo sabremos.

También fue la aparición de la Sansa oscura (su cambio de look con vestido y cabello oscuro valió más de un meme) protegiendo a Petyr Baelish por el asesinato de su tía. Lo interesante, más allá del nuevo vestuario, fue el cambio de actitud en Sansa. Dejaba de ser una víctima (ya la habíamos visto sufrir suficiente con Joffrey) para aceptar jugar en el juego de tronos con Meñique como su tutor. Lamentablemente, esto no duraría mucho. 

Y los mejores dúos fueron para Arya y el Perro -imposible no reírse con Arya cuando descubre que su tía Lysa murió y que ha viajado por las puras. Con una cautivante conversación, en la celda, sobre el léxico para los asesinatos, la violencia de los hombres y los escarabajos del primo Orson. "Reír de la miseria de otros era lo único que me hacía sentir normal”, dice Tyrion antes de empezar el juicio. Momentos más ligeros antes del gran final que ya sabemos cómo acaba. Un momento para el que no hay risas. 

FICHA TÉCNICA

Episodio: 38

Título: "The Mountain and the Viper"

Director: Alex Graves

Guión: David Benioff, D.B. Weiss

Fecha de transmisión: 1 de junio del 2014

LEE MÁS EN TV+...

TAGS RELACIONADOS