La serie Good Omens está basada en una novela de Neil Gaiman. (Captura: YouTube)
La serie Good Omens está basada en una novela de Neil Gaiman. (Captura: YouTube)
Redacción EC

Más de un año después de haber con el escritor británico para adaptar a las pantallas la novela “Good Omens”, ha estrenado “Buenos presagios” en medio de gran expectativa. La flamante serie de seis episodios narra los avatares de un ángel y un demonio que se unen para encontrar a un anticristo preadolescente con el fin de detener el Apocalipsis.

La ficción que llega por Amazon Prime Video está basada en una novela homónima publicada por Gaiman y el fallecido Terry Prachet en 1990. Gaiman, autor de Sandman y American Gods, no solo es el guionista de “Good Omens”, sino también funge de ‘showrunner’ de la serie protagonizada por Michael Sheen y David Tennant. Todos los episodios son dirigidos por Douglas Mackinnon, quien también llevó a las pantallas “Doctor Who” y “Sherlock”.

► 

En “Good Omens”, Michael Sheen personifica al ángel Azipharale, quien junto al demonio Crowley, debe buscar a un anticristo de once años para detener el fin del mundo. Ambos personajes son amigos de larga data que se conocen desde que Adán y Eva vivían en el Jardín del Edén.

El destino del joven anticristo también forma parte de las curiosidades de “Good Omens”, pues un intercambio de bebés hará que Warlock, el niño que todos creen el enviado a iniciar el fin del mundo, resulte ser un pequeño humano saludable, mientras que Adán, la verdadera encarnación del demonio, es educado por una familia inglesa común y corriente sin tener mayor idea de quién es.

“Después de miles de años en la Tierra como representantes del Cielo y el Infierno, nos hemos vuelto más humanos que los humanos. Somos tipos bastante incompetentes, no especialmente buenos en la misión que se nos ha encomendado; malos representantes de nuestras empresas”, dijo respecto a su personaje Michael Sheen en declaraciones consignadas por El Periódico.

Buenos presagios” (su título en español) tuvo varias posibilidades para ser adaptada a las pantallas, tanto en cine como en televisión, aunque a sátira nunca llegó a buen puerto sino hasta ahora con la presencia de Gaiman, que ha calcado su propia novela e incluso la ha actualizado a los tiempos que corren.