"I May Destroy You" se estrenó el 15 de junio en HBO. Va todos los lunes por la noche. Foto: Difusión.
"I May Destroy You" se estrenó el 15 de junio en HBO. Va todos los lunes por la noche. Foto: Difusión.
Patricia Castañeda Alva

Desde que el movimiento #MeToo explotó en Hollywood, más series y películas han tocados temas sensibles como el abuso sexual y el acoso en sus tramas; pero no todas han tenido un efecto positivo en la audiencia más allá de la polémica. La nueva serie de y BBC One “I May Destroy You” muestra otro enfoque sobre el abuso sexual y desmitifica cómo debe vivir una víctima su proceso de sanación.

En varias ocasiones se ha cuestionado a la víctima de abuso sexual por denunciar al atacante luego de muchos años; o porque en lugar de vivir deprimida tras su violación, se mostraba con fortaleza. Muchas personas pueden llegar a pensar que la denuncia es falsa solo porque la víctima no se mostró sufriendo. Si vamos al lado psicológico, eso puede ocurrir porque la mente de la víctima aún no procesa lo ocurrido o porque es un mecanismo de defensa. “I May Destroy You” es una pequeña muestra de la realidad y de cómo uno reacciona ante un abuso sexual. Esta ficción cuenta con 12 episodios de 30 minutos cada uno, emitidos cada lunes por HBO y la plataforma de streaming HBO GO (9:00 P.M. GMT-5).

Esta es la historia de Arabella (Michaela Coel), joven y exitosa escritora que sufre de abuso sexual una noche que sale a beber con sus amigos; solo que ella no recuerda lo ocurrido, sus memorias del momento son borrosas, lo cual le hace pensar que cualquiera de las personas que estuvo presente en el bar, incluyendo sus amigos, podría ser el atacante.

Para esta reseña se visualizó el primer episodio, y con esto fue suficiente para reconocer que es una historia que atrapa al televidente desde los primeros minutos. Es fácil de ver y tiene una buena interpretación por parte de la protagonista, quien además es la directora y guionista de esta serie; inspirada en un hecho que le ocurrió en el 2016.

MIRA: Al fondo hay acoso: ¿Qué tiene que pasar para que más actrices denuncien el acoso sexual?

OCURRIÓ UNA NOCHE

El primer episodio inicia con Arabella, quien regresa a Londres tras haber pasado unas semanas en Ostia (Italia), dejando atrás relación complicada. En su ciudad se reencuentra con sus amigos y el trabajo; su un futuro prometedor, pues esperan que presente el borrador de su segundo libro. Arabella se vislumbra como una mujer libre, independiente y creativa, que tiene una balance adecuado entre su trabajo y el llevar una vida normal de una mujer que se encuentra en sus veintes y que quiere salir a bailar con sus amigos.

La noche anterior de la entrega del borrador se encuentra con unos amigos. Sale con ellos para despejarse después del trabajo y se pone como meta regresar a cierta hora a seguir trabajando en su borrador, pero esto no ocurre.

Ni ella ni los televidentes sabemos qué pasó exactamente tras las primeras rondas de alcohol, porque de pronto la serie muestra que ya amaneció; Arabella está en casa. Es un respiro al inicio porque las últimas escenas en el bar se le ve ebria, cayéndose por los suelos y, como mujer, te imaginas que ella en ese estado podría ser vulnerada. Verla sentada al día siguiente en el escritorio parece “sana y salva”.

Pero en la reunión para presentar el borrador sabes que algo anda mal. Te das cuenta que está golpeada, con el celular está roto y que está más distraída de lo normal, como si estuviera bajo alucinógenos.

Al llegar a casa, nuevamente, toca la perilla de la puerta y se encuentra con un recuerdo vago: alguien está sobre ella. Ahora es una de las miles de mujeres que han sido abusadas sexualmente tras salir a beber con amigos. Una instantánea empatía aparece.

Después de hablar con mujeres y hombres que habían sufrido ataques similares, me di cuenta de que mi experiencia era increíblemente común. Eso me hizo crear un programa que explora la línea entre el consentimiento y la violación”, dijo Coel en una entrevista con .

“I May Destroy You” se narra desde el profundo dolor de Arabella, quien no se comporta como una víctima según lo que indica la sociedad, pues, se rehúsa caer en el rol impuesto y se convertirá en una especie de policía para saber qué fue lo que ocurrió esa noche de horror.

TE PUEDE INTERESAR:

TAGS RELACIONADOS