Patricia Castañeda Alva

Ya se estrenaron los primeros cinco capítulos de la temporada final de “”, donde Lidia (Blanca Suárez) tiene más problemas que solucionar y aprende que no lo puede hacerlo todo sola. Eso la llevará a priorizar aunque le cause un terrible dolor.

Los creadores de a esta ficción decidieron darle el fin a la primera serie española para Netflix en la trágica época de la Guerra Civil Española. La quinta y última temporada ocurre siete años después de la muerte de Ángeles (Maggie Civantos), quien en su lecho de muerte le hizo prometer a sus amigas Lidia, Carlota (Ana Fernández), Marga (Nadia de Santiago) y Óscar (Ana María Polvorosa) que cuidaran de su hija Sofía.

Lidia, quién radicaba en Nueva York con Francisco (Yon González), Eva y Sofía (Denise Peña); regresa a Madrid para salvar a la hija de Ángeles, quién adoptó cuando ella murió.

Esta última entrega es más atrevida, más grande y más ambiciosa que las anteriores. Se aprecia eso desde cómo está ambientada, por el guion y por la cantidad de personas involucradas en cada escena. No es fácil plasmar una guerra, y si bien la idea original de “Las chicas del cable” no iba por ahí, lo han logrado.

Lidia regresa a Madrid en busca de Sofía que se ha en listado para ir a luchar por la república. Para Lidia es importante encontrarla, pues aún es menor de edad y debe seguir cuidando de ella, además, Sofía sufre de una enfermedad coronaria que la impide tener una vida “normal”.

"Las chicas del cable", en Netflix. En la imagen, las protagonistas hacen un plan para salvar a Sofía. Foto: Difusión.
"Las chicas del cable", en Netflix. En la imagen, las protagonistas hacen un plan para salvar a Sofía. Foto: Difusión.

En Madrid, Lidia encuentra a Marga, Carlota, Oscar, y con Carlos Cifuentes (Martín Rivas); el padre de su hija Eva, y quién no ve hace siete años. La protagonista salió de su país huyendo para mantener lejos a Eva de la señora que nunca muere, Doña Carmen (Concha Velasco), la maldad hecha persona.

Sofía, que en realidad decidió por voluntad propia defender lo que considera justo, forma un vínculo fuerte con algunas personas dentro de la milicia. La joven cree que estando en la guerra encontrará su identidad, perdida cuando viajó a Estados Unidos.

Marga sigue siendo un personaje encantador y con momentos graciosos, que alivian la carga emocional que implica ver una guerra en televisión. Carlota y Oscar, convertidas en periodistas, serán de mucha ayuda para Lidia, y así salvar a Sofía.

Carlos Cifuentes aparecerá para vengarse de Lidia y darle en lo que más le duele. El padre de Eva busca recuperarla y piensa que amenazando a Lidia lo lográ. Lo que no sabe es que las ex chicas del cable ya han logrado salir de varios aprietos. Esta no debería ser la excepción.

Francisco, que aparece demasiado poco en esta primera parte del final de temporada, será clave también para ayudar a Sofía, cuando Lidia se encuentre capturada por los facistas.

En líneas generales, esta primera parte del final cumple. Pero tiene algunos problemas que esperamos se solucionen en los capítulos finales. Hay pérdidas humanas en esta ficción (que los harán derramar lágrimas), pero otras personas regresan a la “vida”. Por favor, ya eliminen a la hierba mala de una vez porque esta sería la tercera vez que “resucita”, y ya ha dejado de parecer creíble.

TE PUEDE INTERESAR