La narrativa de H.P. Lovecraft sirve de inspiración para "Lovecraft Country", serie a la vez basada en un libro de Matt Ruff. (HBO)
La narrativa de H.P. Lovecraft sirve de inspiración para "Lovecraft Country", serie a la vez basada en un libro de Matt Ruff. (HBO)
Juan Carlos Fangacio Arakaki

¿Qué es más terrorífico? ¿La insólita aparición de unos monstruos o la violencia cotidiana de una sociedad racista? O para ponerlo de otra forma: ¿puede un ser sobrenatural y horrendo ser una amenaza para un hombre negro que ha lidiado toda su vida con el riesgo de que un policía lo detenga injustamente y ?

Esa mezcla de pesadillas –la fantástica y la crudamente realista– es la que podrá verse en la nueva serie de HBO, “Lovecraft Country”, 10 capítulos inspirados en el libro del mismo nombre del estadounidense Matt Ruff. Como queda claro desde el título, la novela se apropia de elementos del maestro del terror H.P. Lovecraft, pero los ubica en el Estados Unidos de los años 50, cuando las llamadas “leyes Jim Crow” imponían una vergonzosa segregación entre blancos y negros, aún no superada del todo hasta hoy.

Fue una época de falsa equidad. “Iguales pero separados”, era la consigna en baños públicos, restaurantes, buses y hasta en colegios. Y la historia en particular de “Lovecraft Country” la protagonizan Letitia Dandridge (Jurnee Smollett-Bell en la serie) y Atticus Black (Jonathan Majors), una pareja de afroamericanos que emprenden un recorrido en auto por el sur estadounidense, territorio donde campeaba el peor de los racismos (y para fines de la ficción, unas bestias de miedo también).

Lo perturbador del asunto es que, con su libro, Ruff no solo recurre a la endiablada imaginación de Lovecraft, sino que apunta a la faceta más oscura e incómoda del autor de los “Mitos de Cthulhu”: el supremacismo blanco que propugnó en algunos de sus textos y en su vida diaria.

EL RACISMO DE LOVECRAFT

Cuando tenía apenas 22 años y todavía no adquiría fama como destacado representante del horror cósmico, H.P. Lovecraft escribió un poema titulado “Sobre la creación de los negros”. El texto dice así:

Cuando tiempo atrás, los dioses crearon la Tierra;

A imagen y semejanza de Júpiter al incipiente Hombre moldeaban.

Para tareas menores las bestias fueron creadas;

Aunque de la especie humana muy alejadas estaban.

Para llenar el vacío y unirlas al resto de la Humanidad,

Los anfitriones del Olimpo ingeniaron un astuto plan.

Una bestia forjarían, una figura semihumana,

Colmada de vicios, y «negro», fue llamada.

De más está explicar la explícita carga racista de los versos. Pero no es la única muestra de su cuestionada visión discriminadora: existen caras y ensayos en los que propugna por preservar una cultura y “raza” dominante, la mayoría de sus relatos están protagonizados por hombres blancos y muchas veces desconectados de una realidad que aborrecen, y en varios otros hay episodios que –amparados en la libertad de la ficción, desde luego– humillan a afrodescendientes y judíos por igual.

Nada de lo expuesto anula el inmenso talento del escritor de Providence ni tendrían por qué ser motivo de censuras (como se ha discutido en otros casos, recientemente). Pero sí es necesario mostrarlos y discutirlos, para entenderlos como fenómenos que se dieron en un tiempo y contexto determinado. En ese sentido, “Lovecraft Country” (la novela y ahora su adaptación televisiva) irrumpe como una forma inteligente y creativa de reexaminar asuntos tan delicados.

Jordan Peel y JJ Abrams se unen por primera vez para producir "Lovecraft Country". (Universal Pictures/Paramount Pictures)
Jordan Peel y JJ Abrams se unen por primera vez para producir "Lovecraft Country". (Universal Pictures/Paramount Pictures)

LOS CEREBROS DETRÁS

Si acaso la premisa de “Lovecraft Country” no fuera ya lo suficientemente atractiva, valdría la pena mirar a dos de sus gestores: JJ Abrams y Jordan Peele, dos de los cineastas más talentosos y cotizados de los últimos años, aparecen como productores ejecutivos. Es decir, más razones para confiar en su efectividad, si tomamos en cuenta sus antecedentes.

Abrams consolidó su popularidad a mediados de la década pasada con “Lost”, la serie de misterio que abrió renovadas y audaces puertas para las ficciones televisivas. Luego incursionaría en el cine con sus nuevas versiones de la saga “Star Trek”, por las que recibió elogios; una película como “Super 8” (2011), donde desplegó una especial habilidad para la intriga y la fantasía, al punto de ser comparado con Steven Spielberg; y más recientemente con otra franquicia galáctica, “Star Wars”, aventura por la que cosechó opiniones dispares.

Peele, por su parte, tiene una carrera más reciente, pero tan o más alabada: con sus dos largometrajes –”Get Out” del 2017 y “Us” del 2019– ha conseguido inocularle al género del horror una aguda crítica social en torno al racismo y la discriminación. Además de esas dos películas, el año pasado produce, escribe y presenta una renovada versión del clásico programa “La dimensión desconocida”. La recepción también ha sido positiva.

El dato

  • “Lovecraft Country” se estrena el domingo 16 de agosto. La primera temporada contará con 10 episodios. Podrás verla en el canal HBO y la app HBO GO.


TE PUEDE INTERESAR

No te pierdas

No te pierdas