La serie "Outer Banks" está disponible en Netflix. (Foto: Difusión)
La serie "Outer Banks" está disponible en Netflix. (Foto: Difusión)
Patricia Castañeda Alva

Desde que inició el confinamiento obligatorio, las series y películas de los servicios de streaming se han convertido en un lugar seguro para muchos. Sus historias nos transportan a lugares que hemos visitado o con los que hemos soñado conocer. “Outer Banks” narra la historia de un grupo de jóvenes que vive intensamente en un destino vacacional de Carolina del Norte. Ellos intentarán saber qué le ocurrió al padre del líder de su grupo.

La nueva serie de Netflix “Outer Banks” es una historia sobre el paso a la madurez de un grupo de jóvenes que se hacen llamar “los Pogues”, que viven en la zona menos privilegiada de los Bancos Exteriores, la cadena de islas frente a la costa de Carolina del Norte.

Cuando un huracán arrasa con la electricidad en pleno verano, un conjunto de sucesos ilícitos obliga a este grupo de amigos a tomar decisiones que traerán muy malas consecuencias.

"Outer Banks" está disponible en Netflix. (Foto: Difusión)
"Outer Banks" está disponible en Netflix. (Foto: Difusión)

Tras embarcarse en una travesía por descubrir que le ocurrió al padre de su líder, John B. (Chase Stokes), estos jóvenes tendrán que proteger sus vidas porque se enfrentarán a delincuentes que no tendrán piedad ni misericordia por ellos. La banda es integrada por Kiara (Madison Bailey), Pope (Jonathan Daviss) y J.J. (Rudy Pankow), quienes se cuidan y protegen como una familia.

Además de la acción y del suspenso, no podría ser una serie juvenil sin amores prohibidos y rivalidades. 'Los Pogues’ son rivales de los ‘Kooks’, los hijos de los más pudientes de la isla. Ambos grupos pelean entre ellos, mientras nace un posible amor entre John B. y Sara (Madelyn Cline), ex mejor amiga de Kiara y una “princesa Kook”.

Esta ficción parece iniciar bien, con dramas y misterios al rededor de la desaparición del padre de John B, sin embargo, no fluye con naturalidad y las decisiones de los jóvenes a lo largo de la serie son inverosímiles. Además, el desarrollo de los personajes es poco profunda, convirtiéndola en una serie muy superficial, a pesar de tener varios ingredientes para no solo ser una ficción para pasar el rato.

Outer Banks (Foto: Netflix)
Outer Banks (Foto: Netflix)

La falta de desarrollo de sus personajes principales y el poco carisma de estos no genera empatía, por esa razón, los televidentes no logran involucrarse con sus problemas ni con los peligros que viven en cada episodio. Al final, solo parecen un grupo de hippies en busca de un tesoro.

Lo positivo de “Outer Banks” son las localizaciones donde se grabaron las escenas. Son paisajes tan bellos que podrían compensan la falta de un buen guión. Sin embargo, creo que no es una razón suficiente como para ver 10 episodios de casi 60 minutos cada uno, cuando Netflix y otros servicios de streaming tienen mejores propuestas en sus catálogos.

TE PUEDE INTERESAR:

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas

No te pierdas