Alejandra  Sánchez

El proyecto que introduce a nuevos espías a la pantalla chica. La segunda temporada de “Slow Horses”, la de Apple TV+ basada en las novelas del escritor británico Mick Herron, se estrena este viernes 2 de diciembre en medio de la gran expectativa por saber qué pasará con el equipo de ´fracasados´ liderado por Jackson Lamb –interpretado por -.

MIRA: “1899″: los creadores de “Dark” nos cuentan cómo hicieron su nueva serie para Netflix

A propósito del lanzamiento de esta nueva entrega, El Comercio participó de una mesa redonda con la estrella del programa Gary Oldman, al lado de su compañera Saskia Reeves, quien da vida a su secretaria Catherine Standish. En primera instancia, el ganador del Premio Oscar 2018 a Mejor actor desmintió los rumores que rondan sobre su alejamiento de la actuación; es más, Gary aseguró que seguirá trabajando hasta que se lo permitan.

“Me encantó la serie, el material y el personaje. Sí, planeo hacer esto con la esperanza de la gente disfrute del programa y tengamos la suscripción y la audiencia; mientras Apple TV+ quiera escribir los cheques y mantenernos en el aire, entonces seguiré. Estoy realmente comprometido con el programa de Jackson Lamb y compañía. Así que sí, quiero decir que me encantaría seguir haciendo esto. Estoy feliz de hacer esto en el futuro previsible. Es un buen trabajo”, aseguró Oldman.

A diferencia de otros programas basados en libros, la serie “Slow Horses” ha contado con el completo apoyo del autor Mick Herron; quien incluso se muestra orgulloso de lo que se está mostrando en cada episodio. “Se siente como una verdadera colaboración y los libros han sido una enorme fuente de información y lectura de fondo. Una base para construir los personajes. Creo que Mick ha tenido el placer de ir a la sala de guionistas y profundizar en sus novelas, han añadido escenas que no estaban necesariamente en el libro, o han mejorado”, puntualizó Saskia Reeves, quien –a su vez- confesó que sintió la libertad de hacer sugerencias e incluso cuestionar algunas decisiones en el set.

Saskia Reeves como Catherine Standish en un episodio de la segunda temporada de "Slow Horses". (Foto: Apple TV+)
Saskia Reeves como Catherine Standish en un episodio de la segunda temporada de "Slow Horses". (Foto: Apple TV+)

Nuevas sorpresas en pantalla

A poco del estreno de la segunda temporada, los espectadores tienen pendiente saber qué sucede entre Jackson Lamb y Catherine Standish; y, aunque los actores no quisieron brindar ´spoilers´, sí aseguraron que el público deberá esperar unos meses más para ver algo entre estos personajes.

“La tensión entre ellos siempre está ahí. Creo que en la segunda temporada hay un montón de historia fuera de la oficina, por lo que no están necesariamente en la compañía del otro tanto. Es muy diferente y muy satisfactorio. Pero hay mucho por venir con Lamb y Catherine (en la tercera temporada). Espectadores, permanezcan atentos”, aseguró Reeves.

Por otro lado, la relación que lleva el equipo liderado por Jackson Lamb será puesta a prueba durante estos próximos episodios. “Sabes que son perdedores, pero entonces son mis perdedores. Así que hay una gran lealtad hacia ellos, aunque, es una especie de amor duro también, los reprende. ´¿Eres lo suficientemente duro para el trabajo? ¿Eres lo suficientemente duro para aceptarlo?´ (Jackson Lamb) sabe que el tipo de profesión en la que están y que han elegido no lo es. Son espías en un ambiente muy peligroso, así que tal vez es su manera de endurecerlos. Y puede divertirse mucho en el camino, porque puede insultarlos y ellos no pueden hacer nada al respecto. Aunque lo van a hacer”, precisa.

Gary Oldman aseguró que aún no piensa retirarse de la actuación y continuará en la siguientes temporadas de "Slow Horses". (Foto: Apple TV+)
Gary Oldman aseguró que aún no piensa retirarse de la actuación y continuará en la siguientes temporadas de "Slow Horses". (Foto: Apple TV+)

Aunque, un particular vínculo es la que llevarán Jackson Lamb y David Cartwright en esta próxima temporada. “Hay una lealtad que (Cartwright) tiene. Es provocativo y, deliberadamente, confrontacional. Sabe lo que está haciendo. Hay una especie de código de honor muy fuerte que tiene él”, apuntó.

El recuerdo de “Drácula”

Gary Oldman lleva más de 40 años en el mundo de la actuación y, durante su carrera, ha tenido papeles importantes como el de Sirius Black en “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” (2004), James Gordon en “Batman Begins” (2005) y, uno de los más destacados, el de Drácula en la cinta homónima de 1992. Es justamente alrededor de este personaje que se han tejido algunas historias sobre cómo es que se preparó el actor para interpretarlo en la pantalla grande.

El supuesto método aplicado por Oldman para interpretar al Conde Drácula fue dormir en un ataúd. Cary Elwes, quien interpretó a lord Arthur Holmwood en el filme, aseguró a The Hollywood Reporter que “el pobre Gary tenía que estar solo. Dormía en un ataúd todas las noches, se lo tomó muy en serio. Fue apartado de todos nosotros, por elección”.

Consultado por El Comercio sobre si se consideraba un actor de método, Gary Oldman se mostró sorprendido por la pregunta, y, en primera instancia, destacó que no sabía lo que realmente se definía como ´actuación de método´. Así que empezó a contar una anécdota de “Drácula, de Bran Stoker” (1992), que este mes cumplió 30 años desde su estreno.

No sé lo que es realmente la actuación de método, pero déjame darte un ejemplo. Cuando estaba haciendo ´Drácula´ con Francis Ford Coppola, hace muchos años, él quería que llorara en cámara. No quería que llorara, quería que llorara frente a una cámara. Es totalmente diferente. Solía llevar un libro de fotos de mi hijo Alfie. Solía tener este pequeño libro conmigo. De todos modos, traté de hacer la escena con Anthony Hopkins. Pero no estaba funcionando, así que le pedí a mi asistente que se pusiera de pie en su palco y tuviera a la misma altura que Tony. Y entonces ella me hacía preguntas sobre mi hijo y usé eso. Me dio la emoción (que necesitaba para llorar)”, relató.

Aunque no se refirió exactamente a dormir en un sarcófago, sí reconoció que –de alguna manera- aplica técnicas para desarrollar su personaje. “Ese no era Drácula llorando, era Gary llorando; pero canalizándolo a través del maquillaje (del personaje). No sé si eso es, realmente, un método de actuación. Sólo creo que usas lo que usas para llegar al objetivo. (…) Nosotros usamos todo tipo de trucos. Quiero decir que, si eso es actuar con método, entonces sí, soy un actor de método. No me veo necesariamente como uno, pero haces una cantidad increíble de investigación y tareas”, culminó.

Lecciones de trabajar con Oldman

Durante otra mesa redonda, El Comercio conversó con Jack Lowden, que interpreta a River Cartwright, el joven espía promesa de “Slow Horses”, sobre su aprendizaje durante el rodaje del programa. Es así que tiene, de ahora en adelante, al mejor ejemplo: Gary Oldman.

“Él es un animal puesto en este planeta para actuar. Todas sus maravillosas actuaciones a lo largo de los años se utilizan en diferentes momentos con este personaje (de Jackson Lamb) y realmente me encanta. Me gusta, me siento como él, Se ha ganado este personaje. Un gran actor como Gary intenta encontrar diferentes maneras de llevar el personaje”, apuntó Lowden.

Jack Lowden como River Cartwright y Gary Oldman como Jackson Lamb en "Slow Horses". (Foto: Apple TV+)
Jack Lowden como River Cartwright y Gary Oldman como Jackson Lamb en "Slow Horses". (Foto: Apple TV+)

En ese sentido, agregó que el ganador del Oscar fue muy generoso durante el rodaje y los trató “maravillosamente”. “Hay una tradición entre los actores de teatro británicos de su generación y, por lo tanto, nunca habrá un día en el que no se pueda pedir a Gary ayuda o lo que sea. Puedes ´oler´ a un actor de teatro a una milla de distancia, y él es uno. He tenido la maravillosa suerte de poder pasar todo el tiempo posible con él”, agregó.

Además, desde su personaje, aprendió que una persona siempre debe estar dispuesta a aprender del otro. En este caso, de su jefe Jackson Lamb. “(River) aprendió a no subestimar la brillantez de Lamb, de su equipo. Creo que es un personaje muy arrogante, piensa que es mejor que todos. Espero que haya aprendido la lección de que no siempre es la persona más inteligente de la sala, pero, a la vez, creo que sería demasiado aburrido si él aceptara ese hecho”, precisó.

Asimismo, el actor aseguró que, de alguna manera, no fue complicado adaptarse al personaje debido a que hay mucho del propio Jack Lowden en River Cartwright. “Este papel es básicamente como yo. Este papel es muy yo. Es un poco cínico y completamente impaciente. Tiene ideas por encima de su nivel. Eso es muy mío, así que había un montón de cosas que no requerían mucha imaginación. Yo no solía ser un espía, creo que eso es lo único que realmente requería un poco de imaginación. Creo que es lo más cercano a mí que he jugado, y es aterrador y maravilloso al mismo tiempo”, aseveró.

Jack Lowden también fue contundente al asegurar que “Slow Horses” tuvo éxito con su primera temporada en el servicio de streaming debido a que, justamente, muestra la otra cara de la moneda: a los espías inadaptados y defectuosos; a diferencia de lo que se suele mostrar como héroes de una misión.

“Por eso que es tan atractivo este programa: todos son defectuosos. Pero tampoco son defectuosos de una manera que siempre se ve en un drama policial. Aquí tienes todas las oportunidades para entrar realmente en los recovecos de los personajes y, de nuevo, creo que es maravilloso que podamos hacer eso en el mundo del espionaje”, finalizó.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más