"The Walking Dead" llega a su fin sin su protagonista, Rick Grimes (Andrew Lincoln), y con sus peores cifras de visionado en vivo. Pero la franquicia aún tiene futuro. Fotos: AMC.
"The Walking Dead" llega a su fin sin su protagonista, Rick Grimes (Andrew Lincoln), y con sus peores cifras de visionado en vivo. Pero la franquicia aún tiene futuro. Fotos: AMC.
Alfonso Rivadeneyra García

Las cifras de visionado en vivo cada vez son menos representativas para determinar la popularidad de una serie, pues hay que considerar cuántas personas la ven después en los servicios de video en demanda; así como la difusión internacional. “”, que tuvo rátings históricos, llegará a su fin en 2022, 12 años después de su estreno; y puede que sea una de las últimas series de cable básico en tener tanta audiencia en directo.

Jugando a ser Zavalita de “Conversación en la Catedral”, uno podría preguntarse en qué momento se jodió “The Walking Dead”. La respuesta no es sencilla y tampoco es única. Hay, por lo menos, dos líneas de análisis a explorar; la primera de las cuales se remonta al génesis de estos zombies.

FUERA DE LA PANTALLA

Nadie esperaba el éxito que tuvo “The Walking Dead”, ni el showrunner Frank Darabont ni el canal de cable básico AMC, que hasta el 2010 había ganado reputación por tener entre sus contenidos originales a “Breaking Bad” y “Mad Men”, ganadoras de múltiples premios Emmy, así como del respaldo de la crítica.

Dinero es lo que “The Walking Dead” le dio a AMC. Cuando la exitosa primera temporada llegó a su fin, la serie era un éxito asegurado y los ingresos empezaron a llegar por montones, sea por la licencia de distribución internacional pagada por los canales Fox, la venta de DVD/ Blu-Rays, los derechos de streaming por Netflix y, por supuesto, la publicidad entre los cortes comerciales (AMC en EE.UU. no es como HBO o FOX Premium que pone los episodios sin tanda comercial). En promedio, la temporada 1 de “Breaking Bad” fue vista por 1.43 millones de personas por episodio en directo; en cambio los episodios del debut de “The Walking Dead” tuvieron en promedio de 5.2 millones.

Mientras la serie cautivaba como thriller a las audiencias, la producción era un drama. En múltiples artículos The Hollywood Reporter señala que , mientras que AMC lo ; lío que llevó al despido de Darabont y a un proceso judicial que no corresponde analizar a este artículo. Pero de todas maneras, que el showrunner salga de una serie cuando la misma recién se consolida tuvo efectos, donde la consecuencia inmediata fue la salida del actor Jeffrey DeMunn, amigo de Darabont que interpretó a Dale.

En sentido horario Frank Darabont, Glen Mazzara, Angela Kang y Scott M. Gimple; los cuatro showrunners que "The Walking Dead" ha tenido desde su estreno en octubre del 2010. Fotos: Lucy Nicholson y Lisa O'Connor para AFP/ AMC.
En sentido horario Frank Darabont, Glen Mazzara, Angela Kang y Scott M. Gimple; los cuatro showrunners que "The Walking Dead" ha tenido desde su estreno en octubre del 2010. Fotos: Lucy Nicholson y Lisa O'Connor para AFP/ AMC.

DENTRO DE LA PANTALLA

La televisión es un medio colaborativo, donde múltiples escritores y directores desarrollan los episodios manteniendo el estilo narrativo y visual. Con la salida de Darabont, la serie queda en manos del productor Glen Mazzara; bajo cuyo mando la audiencia respondió incluso mejor, con picos de audiencia de 8.99 millones y 12.42 millones de espectadores en las temporadas 2 y 3, respectivamente. Por el lado de la crítica, afectó a la serie que el arco de la prisión resultara tener escaso impacto a pesar de la muerte de dos personajes clave, como Andrea (Laurie Holden) y Lori (Sarah Wayne Callies). Si dejaste la serie en la temporada 3, la decisión es comprensible. Siendo justos, en la temporada 3 debutó la .

En la temporada 4 “The Walking Dead” tiene nuevo jefe, Scott M. Gimple. Bajo su mando los rátings alcanzan la cumbre mientras los héroes pierden la prisión, son mutilados por caníbales y perseguidos por violadores hasta llegar al mayor refugio de la serie: Alexandria, una comunidad que sobrevive de milagro y que necesita de Rick (Andrew Lincoln) y los suyos para no sucumbir a los muertos vivientes. El clímax narrativo de la era Gimple acontece con el crimen de , visto en simultáneo por 17.03 millones de personas; un festín de miseria comparable solo a la infame Boda Roja de “Game of Thrones”.

A estas alturas, “The Walking Dead” es la serie más vista de la televisión por cable de EE.UU.; pues ni siquiera “Game of Thrones” pudo superarla en estas cifras.

Luego de ese episodio, nada fue lo mismo en “The Walking Dead”. Ya no importaba quién moría o quién vivía, la paciencia del espectador parecía haber alcanzado su límite. Para fines de la temporada 8, el colosal ráting se había reducido a menos de la mitad y seguiría desinflándose. ¿Acaso el espectador se cansó de estas muertes? Solo queda especular.

"No Sanctuary", primer episodio de la quinta temporada, es el más visto de la serie con 17.29 millones de espectadores en simultáneo. Foto: AMC.
"No Sanctuary", primer episodio de la quinta temporada, es el más visto de la serie con 17.29 millones de espectadores en simultáneo. Foto: AMC.

LA TRAICIÓN, LA DECEPCIÓN

La muerte de Glenn es otro de los hitos que separa la frontera entre la “buena” y “mala” época de la serie de zombies, pero no se podía decir que esta historia traicionara su propio planteamiento, pues incluso se atrevió a , hijo del protagonista, de modo que nadie parecía ser intocable. Entonces Andrew Lincoln se harta y ya no quiere seguir en la serie, por lo que Gimple, quien dejó de ser showrunner para encargarse de toda la marca “The Walking Dead” en televisión, escribe un episodio que parecía ser la muerte del protagonista.

Con este salvataje sin precedentes, la serie traicionó su premisa y también a la audiencia. Ya ni siquiera las muertes irremediables eran irremediables. Y si bien la nueva showrunner Angela Kang recuperó la tensión e incertidumbre de las temporadas previas, el daño estaba hecho y se reflejó en las 2.93 millones de personas que vieron el undécimo episodio de la temporada 10. El muerto se no levantaba con nada.

Si bien “The Walking Dead” está condenada como serie, como franquicia el éxito parece no haber hecho más que comenzar. En octubre, además del estreno de la sexta temporada del spin-off “Fear The Walking Dead” por AMC Latinoamérica, se estrena la tercera serie, “”. Y si a eso le sumamos la anunciada trilogía de Rick Grimes y el ; no es difícil concluir que el muerto goza de buena, y lucrativa, salud.

VIDEOS RELACIONADOS

El regreso de Maggie al final de la temporada 10 de “The Walking Dead”

El regreso de Maggie al final de la temporada 10 de “The Walking Dead”

Anuncio de la temporada final de “The Walking Dead”

Anuncio de la temporada final de "The Walking Dead"

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS