Las actrices Tiffany Haddish y Ali Wong prestan sus voces a las protagonistas.
Las actrices Tiffany Haddish y Ali Wong prestan sus voces a las protagonistas.
Rodrigo Moreno Herrera

Por lo general, recupera series que han sido dadas de baja en otras cadenas, pero en el caso de “Tuca & Bertie” ha ocurrido lo opuesto. A mediados del año pasado, la plataforma de streaming canceló esta producción tras la primera temporada pese a ser una de sus propuestas más interesantes. No obstante, la compañía Adult Swim anunció la adquisición de los derechos y confirmó que invertirán en una segunda entrega.

De esta forma, la creación animada de Lisa Hanawalt tendrá diez nuevos episodios que se estrenarían a través de HBO Max en el 2021. “Estoy feliz de volver a trabajar en esta querida trama y esperamos ser la nueva voz absurda, irreverente y cálida de la próxima década”, declaró.

La serie cuenta la historia de dos aves que se convierten en mejores amigas. Juntas deben enfrentar el miedo al fracaso mientras inician una vida alejadas de sus familias. Las intérpretes Tiffany Haddish y Ali Wong volverán a prestar su voz a la dupla principal. El resto del elenco lo conformarán Steven Yuen, Tessa Thompson, Amber Ruffin, Tig Notaro, Nicole Byer y Jermaine Fowler.

Las dos compañías compartirán los derechos de distribución. Netflix conservará los de la primera temporada y Adult Swim hará lo propio con la segunda.

UN ESTILO IRREVERENTE

Cuando “Tuca & Bertie” se estrenó el año pasado, de inmediato fue comparada con la popular “BoJack Horseman”, una serie animada para adultos caracterizada por su crítica a los excesos de la sociedad actual. Solo que el parecido sí era intencional, pues Lisa Hanawalt fue la dibujante del personaje BoJack.

Desde el primer momento, ella tenía en mente realizar una ficción similar, pero con una perspectiva feminista. Para ello, se inspiró en uno de sus cómics hecho en el 2013 llamado “Tuca, el tucán”, donde los protagonistas también eran animales antropomorfos.

Su lanzamiento obtuvo comentarios positivos tanto del público como de la crítica especializada; sin embargo, eso no se logró traducir en cantidad de reproducciones en Internet. Por lo tanto, a Netflix no entusiasmó renovar el contrato, pues la aparición de más competidores en el mercado del streaming le obligaba a quedarse con las producciones más populares.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Tráiler de Control Z, la serie mexicana de Netflix