Alfonso Rivadeneyra García

Desde sus inicios el cómic fue hecho pensando como un medio de entretenimiento, páginas con ilustraciones que podían contener desde los cohetes más brillantes hasta los villanos más retorcidos. El escritor británico Alan Moore creció con estas historias, en especial las de superhéroes.

Tráiler de "Watchmen" de HBO. (Fuente: Difusión)

Homenaje a la niñez

La lectura de aquellos cómics fue, en parte, la razón por la que se convirtió en escritor. En los años ochenta, cuando ya era reconocido en la escena inglesa de narrativa gráfica por su trabajo en la revista antológica “200 A.D.”, DC Comics de EE.UU. lo contrata como uno de sus nuevos talentos.

Eventualmente, Moore crearía “Watchmen” para DC, tras lo cual el panorama de la historieta no fue la misma. Se trató de una historia con personajes originales, aunque el escritor, que contó con los dibujos del preciso Dave Gibbons, no pretendía desde un principio que sea así.

Entre las historias que Alan Moore consumió de niño estuvieron los cómics de Charlton, una editorial que jamás llegó a tener popularidad comercial a niveles de DC o Marvel. The Question, Peacemaker, Nightshade, Blue Beetle y The Atom, personajes del viejo Charlton, necesitaban un relanzamiento en DC y Moore parecía el indicado para el trabajo. Pero el guion propuesto por el escritor dejaba a dichos personajes en posiciones incómodas; difíciles de continuar en nuevas series. Moore convirtió el problema en una oportunidad.

The Question, uno de los personajes de Charlton Comics que inspiraron "Watchmen". Foto: DC.
The Question, uno de los personajes de Charlton Comics que inspiraron "Watchmen". Foto: DC.

Moore prescindió de los personajes de Charlton Comics, reemplazándolos por unos nuevos, ligeramente basados en los originales. Esto resultó por ser una ventaja, :

“Empezamos a reformar el concepto —usando los personajes de Charlton como el punto de partida, porque esos eran los que enviamos a Dick (Giordano, editor de DC)— y eso es lo que la trama involucraba. Empezamos a mutar personajes y empecé a darme cuenta que los cambios me permitían mucha más libertad. La sola idea del Captain Atom como un superhéroe nuclear —que tenía la sombra de la bomba atómica a su alrededor— había sido parte de la propuesta original, pero con el Dr. Manhattan, al convertirlo en una especie de superhéroe cuántico, lo llevó a una nueva dimensión; no era solo la sombra de la amenaza nuclear a su alrededor. Las cosas que podíamos hacer con la conciencia del Dr. Manhattan y el cómo veía el tiempo no habrían sido apropiadas para el Captain Atom. Así que fue la mejor decisión, aunque me tomó un tiempo darme cuenta”.


Comic Book Artist #9, 2000

Mientras Captain Atom pasó a ser el Dr. Manhattan, otro personaje popular de Charlton, The Question, se convirtió en Rorschach; vigilante paranoico que lleva una máscara blanca con manchas de tinta simétricas. La intransigencia de Rorschach se nutre mucho de “Mr. A”, personaje creado por Steve Ditko (“Spiderman”).

Ya con las cosas claras, Moore y Gibbons empezaron el proceso de la creación, donde los doce números de la obra se caracterizaron por imitar la precisión de un reloj, con un máximo de nueve paneles por página; rectángulos que siempre tenían algo que aportar, sea en texto o ilustraciones. Alan Moore reconoce que Watchmen, en cierto modo, creó una “mórbida edad oscura” en los cómics.

"Watchmen" (2009) no fue un éxito en la taquilla ni en la crítica, pero por alguna razón hizo que Warner Bros. le diera más adaptaciones de cómics de superhéroes a su director, Zack Snyder. Foto: Difusión.
"Watchmen" (2009) no fue un éxito en la taquilla ni en la crítica, pero por alguna razón hizo que Warner Bros. le diera más adaptaciones de cómics de superhéroes a su director, Zack Snyder. Foto: Difusión.

El desencanto

Alan Moore no solo es famoso por sus trabajos, sino por el desdén que siente a las adaptaciones audiovisuales de los mismos. Se niega a recibir el pago de derechos de autor de las películas basadas en sus cómics, además de criticarlas abiertamente. Para él, las historietas tienen un factor incapaz de trasladarse a una pantalla.

Al 2009, Moore no había visto la película de “Watchmen”. Este 2019 es probable que la historia se repita con la serie que que llega por el canal HBO, cuyo presidente de programación, Casey Bloys, buscó la opinión del escritor sobre la adaptación; pero no recibió una respuesta entusiasta.

Aún así, la serie se hizo. El mismo Damon Lindelof, showrunner, dijo que la hará de todas maneras; en honor al espíritu que el mismo Moore mostraría en los años 80 si el creador de alguna obra original no quisiera que dicha adaptación se lleve a cabo. Pase lo que pase, al final siempre quedará el cómic. Y también Alan Moore, que ha hecho mucho más que solo superhéroes.

DATO

“Watchmen” se estrena este domingo a las 9:00 p.m. por el canal HBO. También puedes verlo en la app HBO Go.

En la serie de "Watchmen", los policías son los que usan máscaras. La serie funciona como una especie de secuela del cómic. Foto: HBO.
En la serie de "Watchmen", los policías son los que usan máscaras. La serie funciona como una especie de secuela del cómic. Foto: HBO.