Carlos Villagrán y cinco momentos poco conocidos de su vida
Carlos Villagrán y cinco momentos poco conocidos de su vida
Redacción EC

De los setenta años que cumple hoy , cuarenta y seis los ha dedicado a la televisión. El hombre que alguna vez se desempeñó como reportero gráfico del diario “El Heraldo de México”, aprovechó los beneficios que le daba su carné de prensa para acercarse a un mundo que, hasta ese momento, no le había resultado atractivo: el del espectáculo.

descubriría en sus recorridos de prensa por algunos canales de televisión sus dotes para la comicidad y debutaría con poco más de veinte años en un programa llamado “El show de los millonarios”, donde fue bautizado con el apodo de “Pirolo”.

En 1968 ingresaría al programa “El club de Shory y conocería a Rubén Aguirre (“El profesor Jirafales”) y (“La Chilindrina). Aguirre se convertiría, sin quererlo, en el nexo entre Villagrán y quien lo reclutaría al poco tiempo para “Los supergenios de la mesa cuadrada”,  bloque de comicidad donde se gestaría

Como el resto es, probablemente, historia sabida para ti, aquí nos valemos del cumpleaños de Villagrán, para recordar algunos de esos momentos  poco conocidos en la historia de “Kiko”.

TODAVÍA NO ES HORA DE CLASES

Aunque muchos creen que el último episodio que Carlos Villagrán grabó para “El chavo del 8” fue aquel realizado en Acapulco, lo cierto es que el verdadero capítulo de despedida de “Quico” es este llamado “Todavía no es hora de clases”. Esta fue oficialmente la última grabación de la que participó el actor antes de alejarse de manera definitiva del elenco liderado por Roberto Goméz Bolaños. Al poco tiempo emigraría a Venezuela. Según dijo, porque la batalla legal contra  Bolaños y Televisa no le permitió seguir trabajando en México. 

EL NIÑO DE PAPEL

Este fue el primer programa que Carlos Villagrán, ya convertido en “Kiko”, con “K”, grabaría en Venezuela. Para no verse en líos legales, su clásico personaje cambió de nombre y de colores en el diseño de su clásico traje de marinero. Sin embargo, pese a esta previsiones, el espacio desaparecería a los pocos meses. Pero no por injerencia de Gómez Bolaños, sino por el bajo nivel de sintonía.

KIKO BOTONES

Villagrán buscaría mejor suerte con “Kiko Botones”, emitido también en 1981 en la cadena Radio Caracas Televisión. En este show, Villagrán dejaba de lado al personaje de niño para convertirse en un distraído botones de hotel. Este programa también sería cancelado al poco tiempo (24 capítulos después) por bajo ráting.

FEDERRICO

En 1982, también en Venezuela, Villagrán retomaría a su famoso personaje infantil en “Federrico”. Este programa llamaría la atención por contar con la participación de Ramón Váldes, actor que también se alejó de las filas de “El chavo del 8”. Lamentablemente, Váldes moriría al poco tiempo de iniciado el programa. El show se cancelaría y se intentaría retomar al año siguiente bajo el nombre de “Las aventuras de Federrico”, pero no lograría llamar la atención del público.

EL CIRCO DE MONSIEUR CACHETÓN

Y cerramos este recuento con uno de los últimos intentos televisivos de Villagrán. En “El circo de Monsieur Cachetón”, el actor interpretaba al dueño de un circo, donde se desarrollaba la dinámica en vivo de un programa concurso. Este espacio marcó su retorno a México y su reencuentro con las masas. Luego lanzaría “A qué Kiko”, espacio que se transmitió en el Perú. 

TAGS RELACIONADOS