Redacción EC

ANA VALENZUELA

Pese a que en su carrera le ha tocado asumir distintos roles antagónicos, Elizabeth Álvarez reconoce que interpretar a la malvada Lucía en la telenovela “” fue uno de los personajes que más retos le impuso. “Fue un proceso complicado, pasaba 14 horas al día diciendo y haciendo barbaridades”, cuenta la actriz vía telefónica desde la capital de México. “Pese a todo, fue un placer interpretar a Lucía, quien parece una malvada sacada de un cuento de hadas”, añade.

En “Corazón indomable”, ‘remake’ de “Marimar”, Lucía hace todo lo posible no solo para que Maricruz () esté lejos de Octavio (Daniel Arenas), sino que se esfuerza para que la joven protagonista la pase mal.

¿Por qué odia tanto a Maricruz? Elizabeth esboza una respuesta: “Esta criatura no le ha hecho nada a Lucía. Sin embargo, creo que siempre existe alguien que quiere darle la contra a quien se porta bien, siempre hay alguien que quiere aprovecharse del pobre”.

La experimentada actriz recuerda también que esta exitosa producción de le demandó recrear una de las escenas más arriesgadas de su carrera. “Grabamos en Manzanillo, en el estado de Colima, a 40 grados centígrados.

El maquillaje demandó dos horas. Fue un castigo que se merecía un personaje como Lucía. Hubo explosiones, el fuego era real. Teníamos un grupo de bomberos preparados. Fue espectacular y dramático”, recuerda Elizabeth, sin querer adelantar más detalles de este capítulo que aún no se emite en nuestro país.

Ahora que ya terminó de grabar “Corazón indomable”, la actriz mexicana revela cuál fue su estrategia para llegar tranquila a casa luego de las grabaciones de la ficción. “Llevé clases de yoga, a veces hasta descargaba mi energía en un árbol. Así, llegaba a mi hogar tranquila. Mi marido no tenía la culpa de que yo interpretara a Lucía, no podía llegar odiando a todos”, añade.