Diego Rebagliati, Ramón Quiroga, Franco Cabrera, Jose Chávarri, Pedro García y Michael Succar volvieron a dominar la cancha al anotarse su tercer premio Luces. FOTO: ALESSANDRO CURRARINO/EL COMERCIO
Diego Rebagliati, Ramón Quiroga, Franco Cabrera, Jose Chávarri, Pedro García y Michael Succar volvieron a dominar la cancha al anotarse su tercer premio Luces. FOTO: ALESSANDRO CURRARINO/EL COMERCIO
Enrique Planas

Es el tercero consecutivo, “el Tri” como ellos lo llaman. “Al Ángulo” (Movistar deportes) fue elegido por los lectores de El Comercio como Mejor programa deportivo. Para ellos, el secreto de su éxito ha sido el convertir un espacio de fútbol en un espacio para toda la familia. “La señora de 70 años que te saluda en la calle no lo hace porque le interese oírte hablar de táctica, sino porque valora que también hablemos de cine, de futbolistas de otra época o de nuestros gustos culinarios, siempre siendo auténticos”, explica Michael Succar, jale del programa este año.


¿Cómo renovarse sin perder la identidad del programa?

Pedro García: Creo que es un acto inconsciente. Si bien hay una producción que se preocupa y que planifica las cosas, el nivel de conversación y de diálogo es muy futbolero, y el futbol es dinámico y las opiniones también. Desde lo personal, uno comienza a mutar igual que el hincha. Nos vamos curtiendo, cambiamos de opinión, maduramos. Como periodistas, experimentamos una madurez de la que no somos conscientes y eso, de repente, repercute en el mensaje. Si me preguntas cómo planificamos los cambios, no ha sido algo consciente.

Diego Rebagliati: Hay un par de ideas que intentamos mantener: Para empezar, pasarla bien nosotros. A partir de eso, la gente también la va a pasar bien. Y en eso suma mucho la muy buena relación que existe en el grupo. Hemos sabido incorporar a gente como Michael (Succar), hemos sabido superar pérdidas como la de Daniel (Peredo), y hemos sabido salir adelante porque somos un buen grupo. En esa medida, todo lo demás es más fácil. Segundo: somos muy autocríticos. Cuando el programa no nos gusta, nos lo decimos. No nos quedamos solo en ir al canal, hacer el programa, terminar e irnos. Hay mucho diálogo post-programa.

¿Qué significa que “no les guste algo”? ¿No conseguir la información precisa?

Diego Rebagliati: No. Me refiero a que, a lo mejor, uno estuvo más plano un día, o participó menos que otro, o está menos interesado en una discusión, en fin. Pueden haber pasado por un bajón de ánimo o un menor interés por determinados temas. Intentamos estar todos muy enchufados y preparados para el programa.

El equipo de Al Ángulo haciendo la barrera. Atrás, vuela el mundialista Ramón Quiroga. FOTOS: ALESSANDRO CURRARINO/EL COMERCIO
El equipo de Al Ángulo haciendo la barrera. Atrás, vuela el mundialista Ramón Quiroga. FOTOS: ALESSANDRO CURRARINO/EL COMERCIO

¿Nunca llega el productor a decirles que deberían pelearse un poco en alguna secuencia? A veces siento que el mal ejemplo del periodismo argentino suele tentarnos…

Pedro García: ¿Sabes cómo se llama eso? Gonzalo Bonadeo, un periodista argentino bastante bueno, lo llama “Panelismo”. No nos interesa hacer panelismo, hacer una discusión porque funciona para el público. Poner a cinco panelistas que se pelean por quién es el más bacán del barrio. Y creo que por allí no va. Se nota cuando una disputa es premeditada, porque no somos actores. El actor es Franco (Cabrera). Si planificáramos eso, se notaría enseguida. Lo que sí creo es en la discusión honesta. Cuando me “peleo” con Jose o con Diego, es porque me salió un impulso del cual no fui consciente, el tema me calentó. Un día podemos coordinar meterle fuerte al tema Selección por ejemplo: podemos plantear el tema, pero nunca una discusión.

Franco Cabrera: De repente en Argentina puede funcionar el recurso de la polémica, de la discusión, porque el argentino es un poco más así: cuando hablan de fútbol, pueden llegar a la pelea, a la discusión encrispada. El peruano, cuando se sienta a conversar con sus amigos después de una pichanga, es más dicharachero y jacarandoso. Siempre encuentra la burla, el chiste. Y eso es lo que he podido aportar.

José Chávarri: Es insoslayable que vivimos en un mundo donde las redes sociales sirven de termómetro. Nosotros estamos en busca de un equilibrio, entre lo que nosotros somos y ese personaje que la gente ha hecho de nosotros. En toda esa mescla, surge la identidad del programa. El primer año yo era muy recalcitrante. Sigo siendo crítico, pero de otra manera. Y a pesar de eso, creo no haber perdido el enganche con la gente.

Panelistas de 'Al Ángulo' Franco Cabrera y Diego Rebagliati en pleno debate.
Panelistas de 'Al Ángulo' Franco Cabrera y Diego Rebagliati en pleno debate.

Hablaban de lo importante que para la fórmula del programa es el balance entre un actor y un grupo de periodistas. Y eso es bueno, porque cuando uno quiere hacerse el actor frente a un actor profesional, resulta un desastre...

Franco Cabrera: Conducir teniendo la experiencia de la actuación no es nada fácil. En muchos casos, vas a querer interpretar algo o actuarlo. Y la conducción no trata de eso. La conducción trata de mostrarte tal cual eres como persona, con una energía televisiva. De lo contrario, la gente va a notar lo que ve como algo armado o actuado. Allí estaríamos cayendo en la obsesión por caerle bien al público. Y yo puedo caer bien o no en alguno aspectos, pero lo que el televidente busca es verte tal cual eres. Y esta faceta de intentar manejar a un grupo de analistas, se vive, se sufre, se disfruta, pero siempre mostrándote tal cual. Ese ha sido mi mayor reto: separar el tema de la actuación con el tema de la conducción.

Michael Succar: Yo me he incorporado este año al programa. De afuera lo veía de una manera y dentro lo veo de otra. Por eso le doy un valor más grande aún: nos permite salirnos del molde. Salirnos de la estructura clásica del programa deportivo tradicional. La gente nos ve porque quiere escuchar algo de futbol, pero también porque se quieren sentir identificados. Y el futbol te permite vincular otros temas también. Esa es una charla natural. A veces me preocupaba que nos fuéramos de un tema, pero después me he ido dando cuenta de que la gente valora eso.


¿Qué proyecta el programa para el 2020? ¿Qué tan dramático será el año para ustedes?

Diego Rebagliati: Lo que pasa es que es un año muy especial porque empieza la eliminatoria. Y empieza durísima. Hay una Copa América en medio y un campeonato con tres equipos grandes con una gran expectativa. Vemos el año con mucha ilusión. Pero puede terminar siendo muy duro, porque venimos de cosas importantes. Partimos de la idea de acompañar lo más que se pueda a la selección. Toda la Copa América pasada estuvimos haciendo cobertura en vivo y esta vez queremos hacer lo mismo con los partidos de la eliminatoria.

Ramón Quiroga: Como dice Diego, este año va a ser muy difícil para nosotros. Tenemos tres competencias duras, la Copa América, la Copa Libertadores y luego las eliminatorias. La eliminatoria será muy dura, fíjate que empezamos a jugar de visita. Esperemos que este año pasemos con chances a la segunda rueda.

Pedro García: Al Ángulo comenzó el 2017 y cubrimos el último tramo de las eliminatorias previa a Rusia. Tuvimos la suerte de que cuando empezó el programa el equipo levantó de forma impresionante. Empezamos con el empate con Venezuela y le ganamos a Uruguay, y de allí derecho hacia arriba hasta ir al mundial. Hicimos el programa desde todas las ciudades donde Perú disputó sus posibilidades. Hemos peleado contra la distancia, el frío y el sueño. Vino el mundial, luego una Copa América en Brasil con Perú en la final. ¡No sé qué haremos este año para mejorar! Algo haremos para hacer un programa diferente. Para que no sea la repetición de lo ya hecho sino algo innovador. Algo haremos.

Ramón Quiroga: ¡Menos cambiar los conductores, pues!