Fernando Armas y Gladys Tejeda. (Fotos: Archivo)
Fernando Armas y Gladys Tejeda. (Fotos: Archivo)

 se disculpó con , luego de que su imitación de la atleta peruana para su programa radial fuera calificada de "grotesca" y "estereotipada" , entidad del Ministerio de Cultura.

En una serie de mensajes compartidos en su cuenta oficial de Twitter, el comediante aseguró que no tuvo intención de ofender a la medalla de oro de los Juegos Panamericanos Lima 2019. Tras confesar que las críticas recibidas le hicieron sentir "incómodo", hizo una reflexión final sobre cómo el humor no debe herir.



Inicialmente, Fernando Armas compartió en su cuenta el pronunciamiento de Alerta contra el racismo, que decía: "(...) sin importar la intención, las prácticas en las que el humor es un pretexto para burlarse de las características físicas de una persona y su pertenencia a determinado grupo étnico-cultural resultan inaceptables en un Estado democrático y respetuoso de los derechos fundamentales".

Estas fueron las palabras del chiclayano en relación a este comunicado y las subsiguientes reacciones: 

"Eres una campeona en todo sentido y provinciana como yo. Has logrado tus sueños apoyada por tu madre Valentina, con esas zapatillas prestadas de una amiga a tus 14 años, valoro todo de ti. Lo único que quise es darle un toque de humor a toda esta alegría de verte", escribió el comediante en su cuenta de Twitter.

"Si te he ofendido, discúlpame. Yo no tengo la culpa de parecerme un poco a ti. Vales un Perú y, cuando quieras reír conmigo, búscame.  El mejor regalo que puedo darte es hacerte reír, porque tú ya me has hecho llorar de emoción", continuó Armas.

Tras estas primeras publicaciones, el artista le dio 'retuit' a algunos mensajes de sus seguidores en los que reclamaban por más acción del Ministerio de Cultura en otras áreas. También hizo lo propio con aquellos que le daban respaldo por su imitación.

Ante las nuevas crítica generadas por estas republicaciones, Fernando Armas dijo no querer generar "escándalo". Finalmente, también reflexionó sobre cómo el humor no debe herir. 

"Yo no busco el escándalo, mi carrera la he construido con el talento que Dios me ha dado. Vengo haciendo esto cerca de 30 años y no es mi estilo buscar colgarme de alguien para figurar. Me están llamando de diversos medios y estoy saliendo a responder y ofrecer las disculpas del caso", afirmó.

"No puedo evitar sentirme incómodo por este suceso. La gente que me conoce sabe que solo busco hacer reír. A Gladys Tejeda la he felicitado y me emocionó hasta las lágrimas su triunfo. Estamos orgullosos de ella y de todos los deportistas peruanos en estos Juegos Panamericanos. No me pueden llamar racista cuando tengo un padre cajamarquino y una madre chiclayana. Yo soy del distrito de Lla Victoria en Chiclayo y siempre valoro el esfuerzo del provinciano que, como yo, emerge de su tierra para salir adelante. Junto a mi esposa lo hacemos", escribió.

"Ahora lo que ha pasado me sirve, nos sirve, para saber entender el humor nacional. No podemos utilizar frases como que el peruano es ratero, o el andino es dejado o el costeño en Lerdo (sic), o el negro es el vivo. Quitemos esos estigmas, seamos más respetuosos y busquemos hacer reír sin herir", finalizó.

Esta es la imitación de Fernando Armas que generó las críticas: