En el primer programa de "Sexo con sentido", Manuela Camacho conversó de métodos anticonceptivos con Yanara Mohtar. Dra. en Gineco – obstetricia. Fotos: Instagram.
En el primer programa de "Sexo con sentido", Manuela Camacho conversó de métodos anticonceptivos con Yanara Mohtar. Dra. en Gineco – obstetricia. Fotos: Instagram.
Carlos Oré Arroyo

Hablar de sexo no es nada sencillo, pero es necesario. Guiada por esta idea, la reportera y actriz Manuela Camacho, recordada por su participación en “America Kids”, ha iniciado un programa a través de la web de Latina donde aborda temas sobre el cuidado sexual. En conversación con El Comercio, Camacho compartió los retos que implican tocar estos temas que durante muchos años no fueron abordados con la seriedad que se merecen.

Han existido proyectos en la televisión que han abordado temas relacionados a la sexualidad pero no siempre con mucho éxito. ¿Qué han planeado hacer para que esto no se repita con ustedes?

El proyecto por ahora es digital y esperamos que en un futuro no muy lejano hagamos el pase a señal abierta porque es un tipo de contenido que se necesita. De hecho, sé que antes estuvo Alessandra Rampolla que es como el ícono latinoamericano de la sexualidad, pero creo que lo que nos distingue es que abarcamos la sexualidad como una faceta del ser humano que va más allá del sexo. La sexualidad no es solo el coito o la cama, sino que tiene muchas aristas que se consideran en este programa.

Teniendo en cuenta que en la señal abierta existen muchos programas con contenido sexual camuflado ¿Por qué no se le ha brindado un espacio en esta plataforma a “Sexo con sentido” desde un inicio?

Lo que sucede es que somos una sociedad hipócrita porque aceptamos ver en televisión que alguien esté recogiendo con la boca piezas del cuerpo de una mujer y eso está socialmente aceptado incluso durante el horario familiar. Sin embargo, si quieres hablar de sexo tiene que ser a altas horas de la noche cuando no debería ser así. Los adolescentes, incluso desde la infancia, tendríamos que tener conversaciones en casa sobre la sexualidad y dejar de verlo como algo morboso. Es una situación difícil porque al abordar estos temas es usualmente llevado al lado más conservador que prohíbe su discusión o al más morboso que estereotipa a quienes desean discutir sobre estos temas. Es hora de ponernos serios y aceptar que los seres humanos tenemos sexo y que nos merecemos una vida sexual plena.

¿En Latina se ha discutido la posibilidad de llevar este programa a la señal abierta?

Estamos viendo qué tal le va en las redes. Recién este año Latina lo acogió pero yo tenía miedo porque cuando nosotros lanzamos "Sexo con sentido" era una plataforma muy segura porque se manejaba desde nuestro Instagram donde casi el 70% de espectadores eran mujeres interesadas en que se les hable de su sexualidad. En cambio cuando llega la propuesta de Latina me doy cuenta que íbamos a lanzar el proyecto en una plataforma en la que pueden aparecer ataques. Hubo un poco de eso en los primeros capítulos donde las personas que comentaban lo tomaban a la broma. Yo notaba el interés de mujeres por hablar pero que se sentían intimidadas al ver que otros invadían ese espacio, poco a poco se está creando una comunidad de espectadores que se involucra cada vez más en los temas que abordamos. En la plataforma digital, el programa le gana a contenidos como "Yo soy", "Noche de patas" y otros. La gente sí quiere hablar de estos temas solo que muchos sienten vergüenza o no eran conscientes de la importancia de estos temas hasta toparse con programas como este.

¿Cómo planean luchar contra la banalización de la sexualidad y la cosificiación de la mujer desde un espacio que ha sido un importante impulsor de este problema?

Habría que hacer un mea culpa de los medios en general donde desde la publicidad, desde hace muchos años, la mujer ha sido siempre objeto de atracción sexual para el hombre y su sexualidad siempre estuvo supeditada a la del hombre. Se debe reconocer un error, aceptar que los medios hemos participado en construir esta imagen negativa de la mujer donde se le criminaliza por disfrutar de su vida sexual. Al iniciar este proyecto yo dejé muy en claro que no iba a aceptar ningún tipo de censura, me aseguré que se respete el sentido del programa.

¿Habían temas que, a pesar de tu familiaridad con el tema, fueron difíciles de abordar?

Claro, como el episodio en el que abordamos la masturbación femenina que siempre ha estado ligado al pecado. Resulta muy difícil abordar ciertos temas porque en la región somos muy creyentes y por algún motivo siempre hemos asociado nuestras prácticas sexuales a lo que la religión nos permite y lo que no. Liberar la sexualidad es un proceso muy difícil porque resulta sacarse las capas con las que nos hemos criado. Por un lado está la de nuestra familia que nunca nos habló del tema, la escuela que lo catalogó como algo prohibido o sucio y la religión que lo califica como un pecado. La menstruación que es algo tan normal también puede resultar complicado de abordar.

¿Qué hacer con esa mirada divina presente en la vida sexual de la gran mayoría?

Yo estudié en un colegio muy católico y sé lo difícil que resulta separar esos dos escenarios. Yo soy creyente y guardo mi relación con Dios, pero hay muchas cosas de las que me he tenido que desligar. La sexualidad es muy instintivo, así que creer que tienen que haber reglas o mandamientos para la sexualidad es algo que debemos ir sacándonos de la cabeza si acaso queremos disfrutarlo.

En este programa cumples el rol de representar a todos aquellos que cargamos nuestras dudas y no como un segmento donde se tome a la ligera estos temas tan importantes.

Las mujeres siempre tenemos este tipo de conversaciones de manera muy oculta. Siempre esperamos llegar al quinto trago para tener cierta confianza de tocar diversos temas. Nosotros lo que queríamos era normalizar esta discusión a través de una conversación real entre amigas pues me acompaña una especialista con quien existe una buena química. Yo presento dudas sinceras desde mi ignorancia.

VIDEO RELACIONADO

Manuela Camacho: “Casi todo lo aprendí ensuciándome los zapatos en la calle”

Manuela Camacho: “Casi todo lo aprendí ensuciándome los zapatos en la calle”

Hanna del dúo Ha*Ash se convirtió en madre

Hanna del dúo Ha*Ash se convirtió en madre por primera vez (04/06/20)

TE PUEDE INTERESAR