Phillip Butters: "Si me dicen homofóbico, no me zumba"
Fernando Vivas

Columnistas, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

FERNANDO VIVAS

Estoy preparado para oír barbaridades porque quiero provocar algunas. A hay que tomarlo con serenidad mientras él saborea su destemplanza. Tiene límites y pautas, y los he conocido peleando y amistándome con él.

Aunque es difícil interrumpirlo, sí sabe oírte y nunca te deja sin respuesta. Eso le da autoridad para reclamársela a sus entrevistados. No creí que se fuera a lanzar a la alcaldía limeña y quiero creer que está saboreando su imagen controvertida de “macho que se respeta” reforzada en un incidente con el . Hablaremos de todo eso y de su vuelta a la TV sin salir de su cabina de radio.

¿De verdad pensaste en candidatear a alcalde o fue un experimento?
Yo no hice ningún experimento, lo quisieron hacer conmigo.

Pero seguiste el juego, con ambigüedades como Gastón.
No, yo le tengo mucho cariño a pero no respondo con ambigüedades. Digo sí o no. Pero pensaban que conmigo la campaña sería 'mostra'.

Si se trata de poder, y lo digo en el buen sentido, ¿suficiente hay en la prensa como para contentarte con él y no aspirar a la política?
No me creo el cuento del poder de la prensa. Si te crees el cuento de que eres un líder de opinión, eres un pánfilo.

¿Cómo llamas a tu relación con la gente?
Empatía o antipatía, punto.

La gente sintoniza radio y TV para hacerse una opinión, y ahí entra la chamba del periodista.
Soy un pragmático. Ejemplo: yo decía que era 'estafarián', pero nadie me hacía caso. La realidad me dio la razón. Otro ejemplo, . Éramos cuatro gatos que la criticábamos frente a toda la prensa que decía ese cuento de la…

¿La institucionalidad, un cuento?
No, la revocación es tan institucional como lo contrario.

Por eso tuvimos que mamárnosla. ¿Pero no crees que es una institución para abolir?
Pero entonces no me digas que no es institucional. La gente que apoyó a Susana (en el No) debería pedir disculpas.

No te pases.
Si los medios influyeran en la gente, hubiera sido presidenta, no hubiera ganado . A lo que voy es que quien conduce un programa o escribe una columna no está para cambiar nada.

¿Qué te gusta de eso que llamas empatía con el público?
El contacto continuo con la gente. Como ya firmé mi contrato con Capital en condiciones ventajosas, ahora lo puedo decir: yo pagaría por estar en Capital.

¿La gente se ha vuelto más aviesa ante los medios?
¡La gente es más viva! No les puedes vender moco por baba porque reaccionan.

¿Te preocupa cuando el público es muy maletero?
Las únicas condiciones que me he puesto aquí en Capital, donde hay tanta libertad que hasta puede parecer libertinaje, es no cambiar de tema y no insultar.

A Susana le has dicho vaga.
No, incapaz, que es otra cosa. Vaga no es. sí era vago.

O disipado. En fin, matices. ¿Y respeto por la intimidad?
No me interesa la vida privada de la gente en lo más mínimo. Es mi manera de ser.

Presumo que te defines como un liberal.
Recontraliberal.

Y estás a favor de la unión civil.
Sí.

Sin embargo, tuviste un desencuentro con un militante del MHOL. Yo lo oí y pude entender tu destemplanza del momento, pero tu error fue jugar con la idea de ser “el macho que se respeta”, me soplo esta bronca.
Estos del MHOL son una manga de vagos que viven de eso.

Son activistas.
El activismo es una vagancia rentada por una ONG.

Trabajan por poco. El MHOL no es aquí lo importante, sino el tema.
Todo esto partió de la falta de respeto a la Iglesia. Y me quisieron atarantar. Frente al tema, creo que la gente tiene el derecho de hacer con su patrimonio lo que le dé la gana.

Paso a otro punto, ¿tienes decidido tu voto por alcalde de Lima?
No es por . Tengo decidido mi voto pero prefiero no decirlo. Trataré los temas municipales y lo que yo pienso como, por ejemplo, que para combatir la inseguridad deben salir los militares a las calles.

Ya hay uno, Urresti. ¿Te inspira confianza?
No, porque es un showman, es el 'Pecoso' Ramírez. Como te decía, preguntaré a todos los candidatos y respetaré las opiniones de la gente como respeto la tuya de que sí se influye a través de la radio y la TV.

Si te lo propones, no, porque además eso es inmoral, pero la gente sintoniza para informarse y construirse una opinión.
Si recuerdas a los que bailaron ‘el baile del Chino' y a , que se puso la vincha de Vargas Llosa, no, ese papelón no lo voy a hacer. Si tengo alguna influencia y la uso alguna vez, será para que voten por mí.

¿La imagen de último macho del Perú tiene sus riesgos?
Si me dicen machista, no me zumba. Si me dicen homofóbico, no me zumba. Soy un tipo que camina la calle. Tomo taxi. Tengo esquina.

La participación más original de Butters fue comparecer, por invitación de Gisela Valcárcel, como juez de "El gran show" al lado de Carlos Cacho.

Y calle, jirón y plaza (plaza Butters, en Barranco).
Todos los días salía de mi casa a las 5:30 de la mañana para llegar al Callao [estudió comercio exterior en IPAE, luego en ÁDEX y la Escuela Nacional de Aduanas]. Nadie me va a contar el cuento del micro y de la combi y que a la gente le es indiferente pagar o no una china.

En ese entonces pensabas que podías ser…
¿Conocido? Sí.

¿Futbolista, periodista?
Boxeador, era muy bueno. Estudié con Mauro Mina, hace 20 años. Sabía que haría algo trascendente porque no hago las cosas a medias. Hice bien mi agencia de aduanas , luego me metí en TV. Y soy autocrítico.

¿Compartes esa autocrítica?
Tengo mis cables a tierra. Familiares no. En temas económicos le pregunto a mi tío Rafael López Aliaga, en TV le pregunto a Giancarlo Carranza. Gente que no me deba nada.

¿Con el tiempo estás aprendiendo a escuchar más?
Es un ejercicio fundamental y obligatorio, así no te guste. Tienes que oír y ser tolerante, es el mejor ejercicio de humildad. A la gente no la puedes engañar.

Asesoras a empresas. ¿Te genera algún conflicto de interés?
No, porque son mis clientes y no los oculto. Farenet, Iza Motors, Cabtech.

En Capital vas a estar con pesos pesados, Augusto Álvarez Rodrich, Mónica Delta…
En los medios de comunicación pesos pesados son Jesús Zamora, los Miró Quesada, los dueños de los canales.

Los que están detrás de cámaras, ¿ese es el poder?
El poder lo tiene la gente.

¿Qué cambios específicos habrá con el cambio de la radio a la TV?
Seguirán las llamadas, seguro el Twitter va a salir en pantalla, se verán las reacciones. Me tendré que afeitar todos los días y podré mirar a la gente a los ojos, que es lo que me gusta.

¿Te fue complicado compartir con otros conductores en TV?
No me gusta, lo hice una vez, pero entrevistar entre dos es complicado, el invitado te 'bypasea'.

¿Qué pregunta le harías a ?
[Piensa] El día en que tú te mueras, ¿serás consciente de si tus hijos van a saber o no si eres un ladrón?

Es una pregunta abierta, vale, no estás afirmando.
A le preguntaría qué estaría haciendo si su padre no estuviera preso. Yo veo que, si no fuera por su padre, se largaría con sus hijos a Nueva York.

Creo que sí tiene una vocación de poder, pero es buena pregunta. ¿A Castañeda?
¿Verdad que carajeas a la gente? Tiene fama de ser implacable, de ser déspota, Atila.

¿Y a Susana?
Te ganas la Tinka y la dilapidas. ¿Qué te pasó por la cabeza cuando tuviste la gran oportunidad de tu vida?

¿Y tú, cómo resumirías lo bueno que crees haber hecho?
Materializar las cosas que me puse como meta, hacer de Ke Buena, “La radio que deja hablar”, una realidad. Hacer un suceso económico de Canal N con mi programa “Al ataque”. Haber hecho del vóley una realidad en Frecuencia Latina. Ayudar a hacer de radio Capital lo que es. Alguien dijo que era un buzón de quejas.

La frase no es mala.
Es que lo dijo despectivamente.

¿Y la frase “Tu opinión importa” de quién es? Es buena.
Me parece que es de Jesús Miguel Calderón. Fue un proyecto que salió de la nada, y mira dónde estamos.