Redacción EC

El cantante puertorriqueño no pudo evitar emocionarse hasta las lágrimas al oír cantar a una de las participantes durante la etapa de  audiciones a ciegas en "La voz Perú".

El salsero giró su silla al escuchar la melodiosa voz de Claudia Becquer, interpretando la canción cristiana titulada "A Dios sea la gloria". Tras culminar su participación, la joven rompió en llanto, motivando que Jerry se acerque a ella para abrazarla.

"Si no fuera por Dios, mi hija no estaría viva", comentó Claudia.

Sin embargo la emoción fue por partida doble, pues el tema también tuvo un significado muy especial para "Esa canción realmente ocupa un lugar muy especial en mi vida, y es porque la canta mi cantante favorita de las féminas, que es mi hermana", dijo el salsero.

"Esta canción es un milagro y hoy has creado en mí una manera muy distinta de ver las cosas", acotó.

TAGS RELACIONADOS