Escribe: Jorge Riveros-Cayo

Para apreciarla hay que entender su arquitectura. Para admirar sus edificaciones hay que conocer el origen del sillar: esa piedra blanca, volcánica y porosa, con la que se erigió la Ciudad Blanca.

Actualmente, se ofrecen tours a la cantera de Añashuayco (que en quechua significa “quebrada donde habita el zorro”), ubicada a media hora al noroeste de la urbe, donde trabajan alrededor de 500 canteros. Allí, verás la transformación de dicha piedra en arte. Las visitas a las diferentes canteras (en total, 17) son promovidas por el Centro de Investigación, Educación y Desarrollo de Arequipa (CIED).

Una de las obras en sillar más representativas es la Catedral (1544) con sus dos fastuosas torres, su gran órgano belga y sus pinturas y esculturas. Se trata de una expresión no solo de fe, sino de resistencia, tras sismos de gran magnitud y erupciones volcánicas que la destruyeron innumerables veces. Una de ellas, ocurrió en 1600, cuando el volcán Huaynaputina, situado en la región de Moquegua, generó la explosión más grande jamás registrada en Sudamérica y acabó casi en su totalidad con la metrópoli.

Otro ejemplo es el Monasterio de Santa Catalina. Fundado en 1579, acogió a mujeres de diferentes clases sociales deseosas de entregar su vida y demás virtudes a Dios. Este convento –en realidad, una ciudadela– es una muestra única de sincretismo entre arquitectura colonial europea y mestiza, en la que maestros y alarifes lograron un alto estándar de belleza en los ambientes. El complejo, de 20 mil m², cuenta con claustros, calles, plazoletas, celdas, entre otros espacios, donde vivieron 300 monjas y sirvientas a mediados del siglo XVIII.

Otros monumentos que justifican la fama arquitectónica de Arequipa es la Iglesia de la Compañía de Jesús, una de las más antiguas de la capital (1590 – 1698). Su fachada tallada es una pieza magistral del arte churrigueresco, muy popular durante el barroco tardío español. También existen decenas de casonas y construcciones como la Casa de Moneda, los puentes Grau y Bolognesi o el barrio San Lázaro, que están en el centro histórico, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en el 2000.

El dato: Para informes sobre el costo y los horarios de visita a las canteras del sillar ingresa a 

Guía del viajero

¿Cómo llegar?
A diario hay vuelos vía Peruvian (desde US$91), LATAM (desde US$101) y Avianca (desde US$133).

¿Dónde alojarte?
Hoteles sugeridos: Casa Andina Premium, desde US$148; Libertador, desde US$105 y Tierra Viva, desde US$80.