Lorena Salmón: "Un lugar que nos devuelve la fe"
Lorena Salmón: "Un lugar que nos devuelve la fe"
Lorena Salmón

Hace algún tiempo no iba de compras. Había perdido, como diría mi hermana, la voluntad para comprar. Entraba a las tiendas, salía con la sensación de no tener interés alguno en las tendencias. De hecho, traté de hacerme un autoexamen preguntándome sobre las cinco tendencias de esta temporada y fallé.

Algo había sucedido.

Había caído peligrosamente en los brazos de la comodidad de ama de casa en buzo que en ocasiones se vuelve pijama. He estado muy ocupada en quehaceres domésticos, prefiriendo el generoso trato de un pantalón de algodón y unas medias gruesas.

No obstante, y debido a la obligación de buscarle a mi madre un regalo por su cumpleaños, decidí darme una vuelta al Jockey.

Me di el trabajo de recorrerlo, entrar a diferentes tiendas, ver y probar distintas opciones siempre con el mismo desinterés frente a lo que encontraba hasta que entré a Zara y recordé: ¡diablos! Cada vez que entro a esta tienda quiero comprar y quiero comprar más que una sola cosa.

Faltaba visitarla para que todo mi interés por la ropa regresara a su lugar. Me emocioné: fue como un reencuentro feliz y frugal.

Quería comprármelo todo. ¿Por qué? Quería dejarme llevar por esos impulsos viscerales desatados frente al vestido floral con mangas largas y transparencias y ese saco de cuero con flecos que sobrepasaba totalmente mi presupuesto (y hasta el de mi fantasía).

Creo que todas en la vida tenemos un lugar así: que nos devuelve la fe, que nos tienta, que nos provoca y al que no podemos resistirnos. Y me refiero a ese lugar para hacer nuestras compras y salir felices. Satisfechas.

Puede ser que optemos por un lugar porque siempre encontramos algo que queremos, por sus precios, por su calidad, por su cercanía. Hay varios que cumplen con varias de las categorías. La buena noticia es que las tendencias suelen ser las mismas en la mayoría de las tiendas. Así que después de haberme paseado enteramente por dos centros comerciales y recorrido la mayoría de sus tiendas, tengo la autoridad para asegurárselos.

Si tuviese que elegir entre las cinco prendas que haría mías esta temporada, serían estas: un maxivestido que a todas nos queda recontrabién, un poncho de algodón o sobretodo de cuerina para subirle el tono a cualquier look, una blusa con lazo, perfecta también para el día a día, un jean campana y un bolso con flecos (una de las tendencias más fuertes de esta temporada). Más nada.

 

TAGS RELACIONADOS