Arequipa atesora una montaña de colores en las faldas del volcán Chachani.(Foto: Andina)
Arequipa atesora una montaña de colores en las faldas del volcán Chachani.(Foto: Andina)
Redacción EC

En las faldas del volcán Chachani, en el distrito de Yura, región , se erige una que adorna un imponente paisaje y cada día atrae a más visitantes.

Para llegar al lugar es necesario hacer un viaje de dos horas y media hasta Pampa Cañahuas por la carretera Arequipa-Puno y luego tomar un desvío por una vía carrozable.

A la zona se llega después de cerca de cuatro horas de viaje en camioneta 4 x 4, el uso de este vehículo es necesario porque la vía es carrozable y le hace falta mantenimiento.

Al terminar este recorrido los turistas llegan a la base del volcán Chachani, al cerro conocido como Nocarani, desde donde pueden divisar la montaña de colores cuya formación geológica no ha sido estudiada aún, pero se presume que tenga que ver con sedimentos marinos, lacustres y pluviales.

Alaín Dueñas, aficionado al trekking que ha ascendido innumerables veces el volcán Chachani, destacó la belleza natural de la zona, donde no solo se puede observar la montaña de colores, sino también un pequeño volcán que completa el paisaje.

Algunas agencias de turismo ofrecen el novedoso destino turístico a los visitantes que vienen en busca de aventura y prefieren alejarse de la ciudad; a la zona llegan a la semana unos 20 turistas que quedan maravillados con el paisaje.

Dueñas refirió que la zona, a 4,000 metros sobre el nivel del mar, podría recibir más turistas, pero la ausencia de una adecuada carretera y servicios limitan la adecuada promoción turística.

En esa línea hizo un llamado a las autoridades del sector Turismo para que pongan en valor el lugar y poder ofrecer un nuevo destino turístico.

Fuente: Andina.