Efraín Valles, guía de turismo desde hace 20 años en Cusco, empezó a preparar helados artesanales de pura fruta en medio de la pandemia por el coronavirus. (Foto: Archivo personal Efraín Valles)
Efraín Valles, guía de turismo desde hace 20 años en Cusco, empezó a preparar helados artesanales de pura fruta en medio de la pandemia por el coronavirus. (Foto: Archivo personal Efraín Valles)
Alejandro Salas

(43) es uno de los guías turísticos más solicitados en . Esa pasión por dar a conocer la historia y cultura de la Ciudad Imperial lo llevó a alzarse en el 2014 con la distinción de Mejor Guía del Mundo, según la revista inglesa Wanderlust. Fue un antes y después en su vida, pero este reconocimiento jamás lo nubló. De hecho, los 5 mil dólares que recibió de premio los donó a la Fundación Chicuchas Wasi, una escuela para niñas de zonas rurales de Cusco.

PARA SUSCRIPTORES: Misias pero Viajeras: ¿Cómo ha afectado la pandemia al blog de viajes más popular del Perú? | ENTREVISTA

Nacido en Puerto Maldonado, ya son más de 20 años que se dedica a ser guía de turismo. Este 2020, tenía programado rutas con turistas extranjeros hasta octubre. Sus paradas fijas iban a ser el Valle Sagrado de los Incas y . Pero al igual que otros peruanos, la pandemia del cambió todos sus planes.

Sin una pronta reactivación del turismo en Cusco, Efraín ha tenido que ingeniárselas durante estos meses para sacar adelante a su familia. Dejó el chaleco de guía en casa y lo cambió por un mameluco y mascarilla para salir a vender paltas, quesos y otras frutas en diferentes puntos de la ciudad. Cuenta que fue uno de los primeros guías en hacerlo, y no siente vergüenza.

(Foto: Archivo personal Efrain Valles)
(Foto: Archivo personal Efrain Valles)

Hace dos meses, junto con sus amigos y también guías turísticos, Yuri Chávez (42)y José Ayerbe (43) inició un emprendimiento de helados artesanales de pura fruta. Así nació Qosqo Creme. Este producto, comenta, se distingue de otros gracias a su sabor, no tiene preservantes y sus envases son biodegradables.

Valles nunca imaginó que se dedicaría a la venta de helados, pero a pesar de su poca experiencia en este rubro todos los días investiga y aprende cosas nuevas sobre la preparación de este producto, por eso ha experimentado con algunos sabores, siendo los de chirimoya y arándano algunos de los más aclamados por sus clientes.

Como todo emprendimiento, en equipo se logran mejores resultados. Por ello, los tres guías se dividen las tareas: compran las frutas muy temprano, esperan que estas lleguen a su punto de maduración, inician la preparación y el envasado para la refrigeración. Después de todos estos pasos, siguen con las entregas por todo Cusco. Por el momento, ofrecen presentaciones de 1 litro y ½ litro de helados de fresa, lúcuma, mango, chirimoya, aguaymanto, maracuyá, chocolate y arándano.

(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)


(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)

Valles, quien también es embajador de la Marca Perú, detalla que por día pueden llegar a comprarle desde uno a veinte envases de helado. Con muchas o pocas ventas, el emprendedor nunca pierde la sonrisa, porque sabe que poco a poco esta oportunidad de negocio irá mejorando.

Al ser un guía de turismo freelance, él no tenía un horario fijo de trabajo. Esto cambió desde que inició con la venta de helados Qosqo Creme. Su día de trabajo inicia a las 7 a.m. y puede terminar a las 7 u 8 p.m. Pero tiene una regla: siempre tiene que almorzar en casa y compartir ese tiempo con su esposa y sus tres hijos. Además, se da un tiempo para enseñar clases virtuales de inglés a las alumnas de la Fundación Chicuchas Wasi.

Ya han pasado más de cuatro meses desde su último guiado, pero Efraín sabe que no puede quedarse de brazos cruzados. Aunque extraña contar historias a los turistas, caminar libre y sentir la mística de Machu Picchu, sitio arqueológico que ha visitado más de 500 veces como guía, ahora tiene un nuevo proyecto con el que espera surgir de nuevo, y no parará hasta que llegue a otras ciudades del país.

(Foto: Rolly Reyna)
(Foto: Rolly Reyna)

Sepa más:

Los helados artesanales de Qosqo Creme se comercializan en Cusco. Las presentaciones de 1/2 litro tienen un costo de S/10, y las de 1 litro a S/20. Hay sabores de lúcuma , chirimoya, mango, fresa, maracuyá, aguaymanto y chocolate. Puedes comunicarte a los números 978-360533, 974-792320 o 969-761404. Más detalles en su

(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)
(Foto: Qosqo Creme)

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: Machu Picchu alista su protocolo para su próxima reapertura

Coronavirus en Perú: Machu Picchu alista su protocolo para su próxima reapertura

TE PUEDE INTERESAR