Jorge Chávez Noriega

Los calurosos días de invitan a refrescarnos. Pero, ¿cuáles son las bebidas que, en una noche de bares, normalmente nos provoca tomar? Quizás un chilcano o una cerveza. Pero lo cierto es que el whisky también puede convertirse en una gran alternativa, sobre todo en su versión highball.

El concepto highball engloba una serie de cócteles preparados a base de whisky, ginger ale, hielo y un gajo de limón en vaso alto. Esta combinación origina una bebida refrescante y con bajas dosis de alcohol.

“El highball es un trago muy fácil de preparar, solo se necesita mezclar 30% de whisky, 70% de un mixer como ginger ale en un vaso alto con mucho hielo y una rodaja de limón. También se puede experimentar con mixers u otros ingredientes como naranja o romero para personalizar el toque final. No hay reglas estrictas, se puede adaptar al gusto de cada uno”, explica Chiara Petralli, brand manager de Johnnie Walker.

Esta tendencia aterrizó el año pasado en nuestro país con la apertura del primer Highball Bar. Según se sabe, la aceptación por parte de público ha sido más que buena y, por ese motivo, Johnnie Walker decidió implementar una ruta para disfrutar de este coctel en el distrito de Barranco.

De esta manera, doce bares barranquinos presentan el clásico Johnnie & Ginger Highball y se atreven a crear sus versiones de autor, usando ingredientes que varían según la temática de cada bar, pero sin perder la esencia del coctel. Los principales establecimientos donde se puede disfrutar de un Johnnie Highball son Dada, Garito, Dalí, Microteatro, Hotel B, Quincha, Cala, La Cuadra de Salvador, entre otros.

En Vamos! visitamos dos locales donde se sirve este trago: Sibaris y La Gintonería. En ambos lugares, pudimos comprobar la versatilidad del whisky, acompañado de una exquisita comida.

“Cuando cae el sol, Barranco se transforma en un distrito increíble para perderse en sus calles, bares y restaurantes. Es el lugar ideal para experimentar con nuevos sabores y reinventar la forma en la que tomamos whisky con cócteles llenos de carácter y frescura”, comenta Chiara Petralli.

¿Sin planes este fin de semana? Sin duda, una gran alternativa es perderse por las calles barranquinas, con amigos o en pareja, y disfrutar de un buen vaso de este coctel. //

TAGS RELACIONADOS