Redacción EC

Aunque no estén ubicados en las zonas más céntricas de Lima, estos espacios gastronómicos son los favoritos de muchos. Los Olivos, Carabayllo e Independencia reúnen a personas que buscan un generoso chancho al palo, un shawarma atípico o platos fusión con el toque andino. En esta nota, sabrás por qué sugerimos al 100% los siguientes .

Casa Mendoza

Los esposos Julio Mendoza y Pilar Ronquillo recuerdan con alegría cómo echó raíces lo que hoy es un amplio restaurante de dos pisos en la cuadra 15 de la avenida Los Alisos (manzana Ll, lote 19), en Los Olivos. Un domingo de elecciones municipales -hace casi seis años- decidieron preparar chancho al palo en la casa de Pilar; exactamente, en el patio que da a la calle. A las 10 a.m. habían vendido más de 100 raciones. Aquella experiencia los animó a adquirir un local. Empezaron con cuatro mesas, y actualmente tienen 35. Pero eso no es todo. A mediados de julio abrirán un nuevo restaurante en el cruce de las avenidas Universitaria y Los Alisos. ¿Qué se cocina en sus fogones? El chancho a la caja china y al palo, ambos crocantes y con sabor ahumado, son la especialidad. Pero también preparan costillar dorado, que acompañan con choclo desgranado, papas nativas y salsa criolla. El plato más contundente se llama fi esta patronal y contiene ¼ de pollo a la leña, ¼ de cuy frito, 300 gr de costillar, 250 gr de chancho y guarniciones. Cuesta S/88 y pueden comer tres personas. Horario: de lunes a domingo de 8 a.m. a 6 p.m.

(Foto: César Campos)
(Foto: César Campos)

Shawarmas Juna Fusión

El puesto de Julio César Ávila siempre está rodeado de clientes. Frente al terminal terrestre de Plaza Norte, en la avenida 16 De Marzo 130 (Independencia), se hacen los shawarmas más originales de este cono y, por qué no, de Lima. El protagonista es un joven chef que, tras cinco años de trabajar en restaurantes de comida criolla e hindú, apostó por crear versiones peruanas del plato típico de Medio Oriente. Shawarmas Juna Fusión se inauguró hace casi dos años. El secreto de su sazón, revela Julio César, es el toque de chicha de jora que le pone a las carnes. Al pollo, además, le añade ají panca y orégano; a la carne de res, limón y pimienta. El shawarma mixta acholada combina chancho al cilindro con pollo anticuchero; y el denominado la combi, mezcla pollo, carne, tocino y queso derretido. Ahora bien, uno de los más alabados es el acebichado, que lleva chicharrón de pescado y abundante ensalada de cebolla, lechuga y choclo cocido. Visítalo de 6 p.m. a 11 p.m. Dato: cierra los martes.

Loopbar

Degustar platos gourmet pero bien taipá es posible en este restaurante de comida fusión, situado en la avenida José Carlos Mariátegui 367, en Carabayllo. Abrió en mayo del 2019 gracias al esfuerzo de los hermanos Lucy, Franklin, Edgar y Flor López, quienes continuaron con un legado familiar: la cocina. Y es que sus padres dirigieron una picantería durante varios años. “[Loopbar] es el lazo de los López. Edgar estudió gastronomía y los demás aprendimos empíricamente. Aquí combinamos la comida peruana con técnicas europeas”, señala Lucy. La clásica jalea de mariscos la han convertido en un platillo bautizado como salchimar (S/29). ¿Qué lo hace diferente? La deliciosa mixtura de la cebolla caramelizada con el ajonjolí negro que lo corona. Los potajes más pedidos son los ahumados: ¼ de pollo (S/17) y 300 gr de panceta al cilindro (S/27). Estos llevan papa huayro y ensalada fresca aliñada con una salsa de miel de maracuyá. Por otro lado, si deseas disfrutar de un buen trago, debes saber que todos los días ofrecen dos chilcanos, mojitos o sours por S/24. Atienden de lunes a jueves de 6 p.m. a 12 a.m., y viernes, sábado y domingo de 12 p.m. a 12 a.m.

(Foto: César Campos)
(Foto: César Campos)