Redacción EC

En Chorrillos, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador, tres emprendimientos familiares y de jóvenes chefs han descubierto el secreto del éxito: buena sazón y un ambiente acogedor. Desde un local de hamburguesas hasta uno de comida amazónica esperan tu llegada.

El rinconcito de la selva

A los 22 años, Selene Suxce dejó Tarapoto para trabajar en Lima y solventar sus estudios de gastronomía. Entonces, la joven cajamarquina que vivió siete años en la región San Martín, se apoderó del puesto 328 del mercado Santa Rosa (cruce de las avenidas Guardia Civil con Guardia Peruana), en Chorrillos. Tanto sus abuelos como sus amigos compartieron con ella sus mejores recetas, y Selene les puso su propio sello. Así nació uno de sus platos estrella: la exquisita yuca rellena (S/7). Le coloca cecina y chorizo, y la sirve con plátanos fritos, cebolla y ají de cocona. Hoy, diez años después, vende más de 200 yucas por día los fi nes de semana. Sin duda, un ‘boom’. Otra de sus especialidades es el juane de pollo (S/14) o de gallina (S/16), además del combinado de cecina, tacacho, chorizo y patacones. Cualquiera de estos platillos viene bien con un refresco de aguajina o de camu camu (S/3 cada uno). La chef se ha trazado como meta abrir un restaurante en el mismo distrito. Eso sí, sin sin dejar de lado el puesto donde empezó su historia.

(Foto: César Campos)
(Foto: César Campos)

Le Sofá

Resulta innegable la habilidad en el rubro culinario de los hermanos Marcelo y Sergio Correa, y de su socia Gina de la Cruz. Los tres ingenieros (alimentario, civil y mecánica, respectivamente) están detrás de un espacio donde las hamburguesas y las alitas se acompañan con una refrescante cerveza artesanal (Antígona, Cumbres o Dörcher Bier). El establecimiento existe desde junio del 2016 y tiene cómodos sillones y buena música. Ahora bien, ¿qué pedir sí o sí? La hamburguesa Le Sofá (S/14): carne casera, champiñones salteados, tocino y cebolla caramelizada. También puedes engreírte con la Chapo, que lleva guacamole, queso derretido y Doritos. A los adictos a las alitas les sugerimos las de salsa barbecue o picante bu‑ alo. ¿Dónde? En el jirón Progreso 929, a dos cuadras de la comisaría de Villa María del Triunfo. Por cierto, Marcelo, Sergio y Gina cuentan con un food truck que recorre las calles de Lima y se encuentra disponible para eventos. Informes al 96437-0734.

Sabor cañetano

A las 3 a.m., en la cocina de este local de Villa El Salvador (calle de la República sector 3, grupo 27, manzana J, lote 24), se empiezan a preparar contundentes y típicos potajes de Lunahuaná. El arroz con pato lleva el toque de la cerveza negra. Al cau cau se le echa maní. La huancaína tiene un rico sabor ahumado y el fideo se sirve al dente. El restaurante de Felix Abad Vicente (conocido por los comensales como el paisa) y su esposa Cristina Cruz se inauguró hace nueve años en un lugar alquilado. Hoy, es un espacio propio de dos niveles donde también está su vivienda. ¿El plato más pedido de Sabor cañetano? El cinco sabores (S/35), que contiene arroz con pato, sopa seca, cau cau, carapulcra y frejoles con seco, y pueden comer hasta dos personas. Otra combinación: sopa seca con carapulcra a S/20. El arroz con 1/4 de pato, por su parte, vale S/25. Cabe resaltar que los domingos sirven la tradicional sopa de frejoles verdes. ¿Algo para tomar? La botella de vino o pisco artesanal cuesta S/25. Ahora bien, de abril a diciembre ofrecen platillos a base de camarones, como chupe, chicharrones y cebiche. El establecimiento de Felix y Cristina abre de martes a domingos de 11 a.m. a 4 p.m.

(Foto: César Campos)
(Foto: César Campos)