Redacción EC

En la zona alta de se encuentra el , un atractivo turístico poco conocido por los mismos peruanos, pero que merece toda nuestra atención.

Este es un destino obligatorio para quienes visiten esta región del sur del Perú. El Valle de los Géiseres de Candarave se encuentra en el Área de Conservación Regional Vilacota-Maur, a 4,300 m.s.n.m. en la cuenca del río Calientes.

Son 85 fuentes termales y las temperaturas de las mismas varían entre 37º y 80ºC. Es por ello que solo algunas son consideradas para bañarse, ya que gracias a su alta concentración de sulfuro tienen propiedades curativas y relajantes.

En este lugar se puede observar la zona sierra, los andes y los animales propios de este ecosistema.

Para llegar hasta el Área de Conservación Regional Vilacota-Maure se debe contratar un servicio de turismo desde la ciudad de Tacna, sobre todo para ir con un guía que tome los cuidados necesarios de la zona. El camino dura 4 horas y en el camino podrás apreciar la flora y fauna del lugar.

En dicha área también encontrarás la Garganta del Diablo o lagunas como la de Vilacota, Taccata, Ñeque, Camiri y Paucarani.

Debes tomar en cuenta que te encuentras en un lugar alto, por lo que debes aclimatarte y tomar, si es necesario, pastillas contra el mal de altura. Del mismo modo, acude con agua, bloqueador solar, lipstick de labios y crema hidratante para la piel.

TAGS RELACIONADOS