Redacción EC

Algunos de los mejores atractivos turísticos del mundo se encuentran bajo el agua. Uno de los lugares más interesantes es Truk Lagoon o Chuuk en Micronesia, un sitio perfecto para los fanáticos de la historia y el buceo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Truk era la base aeronaval principal del ejército japonés en la zona. En 1944, fue atacada por la Operación Hailstone de Estados Unidos destruyendo aviones y barcos que hoy pueden ser visitados.

Los turistas se sumergen en Truk para encontrar todo tipo de armamento y objetos pertenecientes a las fuerzas japonesas como máscaras de gas, tanques, botellas e instrumentos para cocinar.

La claridad de las aguas ayuda a la visualización de esta área que aún se considera peligrosa por los restos de aceite y gasolina que quedan en el agua.