Redacción EC

Muchas veces la propia naturaleza va creando a través de los años espectaculares paisajes como bosques de piedras, cuevas de colores o cascadas extrañas. En Arizona, , la naturaleza y los años se juntaron para crear la espectacular Cueva de la Herradura.

La Cueva de la Herradura es un meandro dibujado en el Río Colorado, con unas paredes de piedras de más de 300 metros y con las aguas cristalinas que adornan el hermoso paisaje estadounidense.

El sorprendente lugar está situado rio debajo de la presa del Cañón de Glen y del Lago Powell, situado en la Glen Canyon National Recreation Area. Es un lugar muy visitado por los turistas, que pueden incluso navegar por el río Colorado en un servicio que dura aproximadamente tres horas y media.