Redacción EC

El selecto Banwa Private Island está en la isla, archipiélago y provincia de . Es decir, a dos horas de distancia en helicóptero o hidroavión de Manila, la capital filipina. ¿Qué obtienes a cambio de la importante inversión? Lo principal: una isla a tu entera disposición. Este paraíso, rodeado de abundante vegetación, entusiasma por su fina arena blanca y las aguas cristalinas del mar de Sulú, que forma parte del océano Pacífico.

El resort cuenta con una suite residencial, 12 habitaciones con jardín y seis villas. Estas últimas tienen de uno a cuatro dormitorios, grandes ventanales para gozar del panorama tropical, servicio de mayordomo y una piscina infinita que crea la ilusión de conectarse con el mar.

Siguiendo con los engreimientos, en el restaurante Latitude cocinan según tu dieta y preferencias. En otras palabras: el menú lo adaptan al huésped. ¿Con antojo de un trago? En Terrace Bar ordena el coctel típico del país. Nos referimos al conejo filipino, hecho con ron Don Papa (el único ron local), cordial de romero, zumo de lima y la clara de un huevo. Disfruta tanto del trago como del atardecer.

Por otro lado, podrás hacer uso ilimitado del spa. También, diversas actividades marítimas, como bucear en el arrecife de Tubbataha, hábitat del tiburón punta negra, delfines y tortugas carey, entre otras especies. Banwa Private Island, además, posee campo de golf, cancha de tenis, estudio de pilates y gimnasio. En fin, todo lo que necesitas para deleitarte cada minuto en este hotel de ensueño.

Guía del viajero

¿Cómo llegar?

Viaja a Manila desde US$1.412 con el vuelo compartido de ANA e Interjet o desde US$1.623 vía Qantas. Harás dos y tres escalas, respectivamente. Luego, vuela a Palawan desde US$90 en Cebu Pacific Air o Philippines AirAsia. Reserva tus pasajes en la web: . Por último, contrata el servicio de chárter privado hacia el resort a través del mail: charter@

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS