Redacción EC

La réplica de un monumento sirio de 2.000 años de antigüedad, que el autodenominado Estado Islámico destruyó en la ciudad de Palmira, fue erigida en la Plaza de Trafalgar, en pleno centro de Londres.

La reproducción a escala del Arco del Triunfo fue construida en mármol egipcio por el Instituto de Arqueología Digital (IDA, por sus siglas en inglés) utilizando tecnología 3D, basada en fotografías del arco original.

El director de antigüedades de Siria calificó el evento como una "acción de solidaridad".

Herencia común

Después de Londres, donde estará en exposición por tres días, será llevada de gira por diferentes ciudades del mundo como Nueva York y Dubai. Su destino final será Palmira, donde será instalado permanentemente cerca del arco original, dijo Roger Michel, director ejecutivo de IDA, cuya sede queda en Oxford, Inglaterra.

(Foto: AP)

(Foto: AP)

"Es un mensaje para crear consciencia en el mundo", comentó Maamoun Abdulkarim, director de antigüedades de Siria, que presenció la erección de la réplica.

"Tenemos una herencia común. Nuestra herencia es universal, no sólo del pueblo sirio". Palmira, y su complejo de ruinas antiguas denominadas Patrimonio de la Humanidad, fue recapturada a finales de marzo, tras haber sido arrasada por combatientes de EI, en mayo del año pasado.

Abdulkarim resalta que el propósito de este proyecto es la restauración, utilizando nuevas tecnologías y los restos del sitio para reconstruir los monumentos antiguos, en lugar de crear nuevos.

"Nunca podremos tener la misma imagen que hubo antes de ISIS", dijo. "Tratamos de ser realistas. Pero buscamos respetar el método científico y la identidad de Palmira como sitio histórico".

Miles de imágenes

Roger Michel dijo que, cuando Palmira fue atacada, decidió intervenir con el proyecto de base de datos Un Millón de Imágenes de IDA, que distribuye cámaras 3D a voluntarios de diferentes países, incluyendo Siria.

(Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

La réplica del Arco del Triunfo de 5,5 metros de altura , fue hecha con máquinas que tallaron la piedra para darle la forma y el diseño exacto del original. El taladro fue programado con miles de imágenes en dos y tres dimensiones tomadas del arco, explicó el director de IDA.

Michel afirmó que quería que Londres fuera la primera en exponer la réplica porque la ciudad misma fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial y esperaba que "cualquiera que respete la libertad de expresión" entendiera la importancia de recrear el arco.

Su intención es de restaurar los monumentos "con prontitud" y "a consciencia" para no darle a los extremistas "el poder de borrar estos objetos de nuestro archivo cultural colectivo ".

Sin embargo, el profesor Bill Finlayson, del Consejo para la Investigación Británica en el Levante, que apoya la investigación arqueológica en la región, reaccionó con cautela. "Creo que el asunto de la reconstrucción en el sitio mismo es un poco másproblemático ", indicó. "Se plantea un precedente peligroso cuando se sugiere que si algo se destruye, se puede reconstruir con la misma autenticidad que el original".

 

TAGS RELACIONADOS