(Foto: Archivo personal)
(Foto: Archivo personal)
Alejandro Salas

El cierre de las fronteras peruanas para frenar el contagio del , tomó por sorpresa a muchos compatriotas que vacacionaban alrededor del mundo. El muy poco margen de tiempo para que puedan tomar un nuevo vuelo sumado al desorden que se vivía en los aeropuertos, hizo que familias enteras tengan que quedarse varadas. Regresar a casa se volvió una odisea. Solo muy pocos pudieron hacerlo. Otros no se han dado por vencidos.

El periodista peruano Daniel Sánchez Ortiz solo debía pasar una semana en la . Viajó junto a su mamá para darle el encuentro a su hermana que luego de un año terminaba sus estudios con éxito en este destino. Eran unas cortas vacaciones para celebrar, hacer un poco de turismo, y abrazarse como no lo hacían desde hace mucho.

Daniel detalla que los recorridos por museos y atractivos mexicanos quedaron a la mitad, porque los rumores que le llegaban al celular del cierre de fronteras en Perú se confirmaron con el Mensaje a la Nación que el presidente Martín Vizcarra dio en la noche del domingo 15 de marzo. El vuelo de regreso de él, su mamá y hermana estaba programado para el miércoles 18 de marzo. Corrían los minutos y no obtenían respuestas de la aerolínea que contrataron para poder adelantar su vuelo.

Mientras su madre, una persona de más de 65 años, descansaba en el cuarto que alquilaron, Daniel junto a su hermana pasaron toda la madrugada en aeropuerto de la Ciudad de México. Su idea era encontrar algún vuelo que los lleve al Perú dentro del plazo dado por el gobierno. En la cola también habían más turistas peruanos, así como argentinos, chilenos y ecuatorianos. Todo era un desorden y nadie recibía respuestas.

La desesperación por salir de México hizo que los hermanos compren pasajes hacia Lima que sobrepasaban los mil dólares. Hicieron un gran esfuerzo económico, pero solo iba alcanzar para que dos personas puedan volver, razón por la que Daniel decidió sacrificarse por su familia. Él se quedaría, y su hermana y mamá podrían viajar hacia al Perú. No se arrepiente de su decisión.

La odisea de encontrarse solo

El periodista cuenta que su presupuesto cada vez va disminuyendo. Por una parte está tranquilo porque sus familiares llegaron sin complicaciones a la capital, y no presentan síntomas del Covid-19, pero él no cree correr la misma suerte porque al pasar mucho tiempo en el aeropuerto en busca de un vuelo comunitario siente que se expone a un posible contagio.

El temor por el coronavirus ha motivado al peruano a permanecer todo el tiempo posible en un alojamiento que encontró a 30 minutos de distancia del aeropuerto de la Ciudad de México. Solo sale para comprar algunos alimentos, hacer los trámites al consulado y embajada, y juntarse con otros peruanos que acampan en el aeropuerto y pasan una situación similar.

Daniel es consciente que hay más peruanos que por su avanzada edad o por sufrir enfermedades crónicas merecen subir a un vuelo humanitario antes que él. Lo sabe y hace un llamado para que el gobierno peruano les brinde todas las facilidades y que la información sea sincera.

“Estoy desesperado porque los días siguen corriendo. Todos hemos comprado nuestros pasajes en un periodo que no se cerraron fronteras. No somos irresponsables. Solo queremos volver a ver a nuestras familias", remarca.

Es sincero y cree que el dinero solo le alcanzará para unos pocos días más. Quiere respuestas, pero por el momento no las encuentra.

__________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Peruanos en aeropuerto de Cancún, en México, piden que los dejen viajar

Peruanos en aeropuerto de Aeropuerto de Cancún, en México, piden que los dejen viajar.

NOTAS RELACIONADAS

TAGS RELACIONADOS