Redacción EC

Irse de viaje y disfrutar de días de descanso y aventura es muy fácil. Cerca de Lima hay muchos destinos que esperan por ti. Solo basta que armes un correcto itinerario y que abordes tu auto o un vehículo de transporte público para darte un respiro de la ciudad. Te planteamos tres tipos de experiencia en esta nota: descanso playero en el distrito de y rutas de aventura en Huarochirí .

1. Aventura marina

A 130 kilómetros del sur de Lima encontrarás un pueblo de pescadores, tranquilo y hermoso, llamado Cerro Azul. El distrito tiene callejuelas muy tranquilas que desembocan en una costa colmada de restaurantes. Las jaladoras tratarán de convencerte de que el suyo es el mejor cebiche, pero ya dependerá de tu elección. Hay al menos 20 locales, además del mercado.

El muelle de Cerro Azul es uno de los mayores atractivos. Construido en 1924, ofrece un trayecto tranquilo por donde irás acompañado de las gaviotas. Hay dos escuelas que enseñan surf en la playa, por si te animas a dominar las olas. También puedes subir hasta el faro (el primero en funcionar con energía solar de Sudamérica), ubicado en la zona sur de la rivera. 

¿Cómo llegar? Por la Panamerica Sur en tu auto o en buses. El pasaje cuesta S/. 8.

2. Dormir en domos

En San José de Chorrilloos, a 80 kilómetros al este de Lima, hay una zona donde puedes descansar de forma diferente en medio de la naturaleza. Se trata de unos domos, estructuras similares a las carpas de campamento donde puedes descansar sin dañar el ecosistema de la zona. El lugar está a 2.800 metros sobre el nivel del mar y permite realizar varias actividades: trekking, canopy por un cable de 250 metros, fogatas, baños en tinas de madera y avistamiento de estrellas con telescopios. ofrece estos servicios. 

Puedes aprovechar para recorrer Antiquia, ese pueblito de casas coloridas y de gente muy amable. O pasear por el valle alto del río Huarochirí, cerca de Cieneguilla. 

¿Cómo llegar? De Antioquia, toma la carretera hacia Cochahuayco. Hay una trocha que te llev hasta San José de Chorrillos.

3. Adrenalina en el Cañón de Autisha

También en la provincia de Huarochirí, a dos horas de Lima, se ubica esta maravilla natural que permite hacer rapel y puenting. Para llegar al cañón se debe hacer un trekking de entre 15 minutos y media hora. Al final, se llega al punto desde el cual se descienden 120 metros. Uno de los mayores atractivos del lugar es la catarata subterránea Sheque. 

La inversión es mínima solo para ingresar al lugar (cuesta S/. 5), pero si quieres hacer las actividades de deporte de aventura (y estás en buen estado físico), puedes pagar S/. 110. La agencia te lleva desde Lima en un full day.

¿Cómo llegar? Puedes ir en tu auto o en colectivo hasta Chosica (S/. 3,5 el pasaje) y de allí empezar el trekking. 

 

TAGS RELACIONADOS